Inicio ASP Cristina Contel: “El margen de maniobrabilidad y flexibilidad que tiene la privada...

Cristina Contel: “El margen de maniobrabilidad y flexibilidad que tiene la privada es lo que nos permite la diferenciación”

Compartir

ASPE acaba de presentar, junto con Deloitte, la quinta edición de la Encuesta sobre Aspectos de Gestión en Centros Sanitarios Privados. Cristina Contel, presidenta de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE) ha atendido a iSanidad. Lo mejor de la Sanidad para matizar algunas de las cuestiones más importantes de este estudio y de la actual situación del sector privado.

¿La concentración en el sector asegurador pone en alerta el futuro del sector?
No, no lo pone en alerta, pero lo que sí hace es evidenciar que hay un 68% que dicen que esa concentración tiene un impacto negativo, y eso se traduce también en una bajada de tarifas. Pero sí es verdad que esto lo tenemos que mirar con cautela, porque la concentración del sector asegurador es histórica, con lo que estos efectos han estado más sostenidos en el tiempo y estamos acostumbrados a ello. Si a esto le añades que alrededor del sesenta y pico por ciento de nuestra facturación va ligada a las aseguradoras, es un impacto importante, pero continuamos siendo los dos agentes imprescindibles para tirar adelante.

Yo creo que, no el crecimiento, sino la sostenibilidad en sí del sistema, pasa por la colaboración público-privada en cualquier caso

¿El crecimiento pasa por el aumento de una concertación con la Administración, por la búsqueda del paciente privado, o por la mejora de la relación con las aseguradoras?
Yo creo que, no el crecimiento, sino la sostenibilidad en sí del sistema, pasa por la colaboración público-privada en cualquier caso. La mejora de las relaciones con las aseguradoras yo creo que la hay, diría que en estos dos últimos años hemos caminado en este sentido y estamos, de alguna manera, recíprocamente, reconociendo aquellos campos en los que tenemos que ceder ambos dos. Con lo cual, nuestras relaciones yo creo que apuntan positivamente. ¿Búsqueda del paciente privado o del paciente internacional? Es una ampliación de una cartera, de una tesorería cuando te están desconcertando, cuando de alguna  manera te están subiendo las tarifas. Pero estarían tres planos distintos, imprescindible la colaboración público-privado.

El margen de maniobrabilidad y la flexibilidad que tiene la privada, por regulación y por cultura, es lo que nos permite diferenciarnos de la pública

Llama la atención la reducción de costes y el control de gastos en la privada. ¿Es mayor en la privada que en la pública? ¿Cómo se entiende entonces que haya una mayor inversión, sobre todo en tecnología?
Una cosa es la inversión en equipamiento tecnológico, con una finalidad, y la otra es la optimización de los procesos, es decir, nosotros lo que hacemos, lo hacemos con una mayor eficiencia. No es que ese menos coste venga por un tema de calidad sino, simplemente, por un entorno de estructura, de agilidad, que en la pública, por su propia infraestructura y regulación, no se lo permite. Y esos términos de eficiencia no quiere decir que la pública sea ineficiente, y que la privada sea eficiente, porque hay eficientes e ineficientes en ambos lados. Pero, el margen de maniobrabilidad y esa flexibilidad que tiene la privada, por regulación y por cultura, es lo que nos permite esa diferenciación.

¿Qué aporta un departamento de Marketing a un centro privado? Porque se ha hablado bastante de ello.
Bueno, como has visto, el sector todavía se lo pregunta porque, si no, desde hace 5 años que se lo dicen, hubiera apostado por esto. Con lo cual, el sector no lo ve muy claro y los gestores tampoco. Esto es como todo, si uno comunica y comunica bien, motiva y mueve la demanda, es más fácil que la gente se acerque porque lo conoce. Y eso es un poco la medida que vamos a intentar ahora poner en marcha porque, realmente, centros que tengan un departamento de Marketing potente son los grandes hospitales que ya tienen presencia y ya están en relaciones internacionales con touroperadores y demás. El pequeño o mediano está en este margen de que no lo ve claro y no apuesta.

Los problemas como las listas de espera se tienen que atacar de raíz. No sirve de nada si, cuando hemos hecho el último paciente, se vuelve a generar

¿Por qué no hay voluntad política para buscar la reducción de las listas de espera a través de la oferta de servicios de la sanidad privada?
Apostar por esto sería reconocer esa eficiencia que se está cuestionando, ese ahorro en el margen de costes, todo esto que no queremos reconocer, y sería una manera. No creo que sea la solución decir no, quedan tres meses, concierto a todo el mundo y lo liquido, no, porque los problemas se tienen que atacar de raíz. Y esto no sirve de nada si, cuando hemos hecho el último paciente se vuelve a generar; hay siempre una lista de espera crónica, lo que pasa es que tiene que estar en un margen razonable, no podemos tener 600.000 pacientes y más en según qué tipo de lista de espera. Porque es un lujo que un estado de derecho no se puede permitir.

Si la sanidad pública funcionara perfectamente, ¿la sanidad privada tendría menos relevancia?
La sanidad pública ha funcionado maravillosamente bien, y tendría siempre que funcionar perfectamente, porque todos los privados somos pacientes públicos. Lo que pasa es que hay una misión distinta, y es el hecho de que no verás nunca a una privada en determinados ámbitos geográficos o con unidades asistenciales de quemados, ¿por qué? Porque una cosa es lo que se sufraga con impuestos, que lo pagamos todos, tanto en servicios no rentables como atendiendo a personas con escasos recursos. Aquí lo importante para el sistema es que las dos funcionen bien y que las dos tengan esa complicidad.
..Redacción