Inicio ASP Asocian la enfermedad periodontal con un mayor riesgo de cáncer de esófago

Asocian la enfermedad periodontal con un mayor riesgo de cáncer de esófago

Compartir

Las infecciones de las encías elevan el riesgo de desarrollar lesiones en el tracto digestivo que podrían ser precursoras del cáncer estomacal, y es que así se desprende de un reciente estudio publicado en Journal of Periodontology.

El nuevo estudio incluyó a 35 personas con lesiones precancerosas: células anormales o úlceras en el tracto digestivo donde el cáncer es más viable que en el tejido normal. El equipo comparó los resultados con los de un grupo “control” de 70 personas sin esas lesiones.

El 32% de los pacientes con lesiones gástricas precancerosas tuvo el tipo de sangrado en los exámenes dentales característicos de la enfermedad periodontal, comparado con el 22% del grupo control.

El grupo con las lesiones también era más propenso a tener altos niveles de ciertas bacterias en la boca que favorecen la aparición de la enfermedad periodontal.

Esas bacterias están alojadas en las bolsas periodontales y son invasivas porque pueden producir distintas moléculas que lesionan el tejido huésped y producen respuestas a la colonización, por lo tanto favorecen la aparición del cáncer”, afirma Yihong Li, de la Facultad de Odontología de New York University, Nueva York.

El cepillado y el empleo de hilo dental diario previenen la gingivitis, que es la forma leve de la enfermedad periodontal, aunque sin tratamiento puede dañar sobremanera las encías y el hueso de manera permanente. “Las bolsas periodontales no son de fácil acceso con un cepillo dental común y podrían ser un reservorio de colonización bacteriana y una fuente potencial de inflamación crónica y (crecimiento) bacteriano carcinogénico“, advierte Li.

Relación de las enfermedades periodontales con enfermedades sistémicas

La periodontitis es la causa principal de desdentación en los adultos, en los casos más graves pueden aparecer abscesos (acumulación de pus en el centro del diente debido a una infección bacteriana) y mal aliento. Su infección e inflamación que como rasgos “inherentes” caracteriza a la periodontitis hace que, por diferentes medios, esta patología se extienda a otras partes del organismo, actuando como una enfermedad sistémica.

Las enfermedades periodontales además de estar directamente relacionadas con las cardiovasculares, hasta el punto de que un paciente con periodontitis tiene casi el doble de probabilidades -entre 1,2 y 1,8 veces- de sufrir un evento cardiaco, siendo mayor el riesgo de ictus que de patología coronaria, es conocida la relación de esta enfermedad de las encías con la diabetes, de causar efectos adversos durante el embarazo y se ha puesto de manifiesto que enfermedades tales como la disfunción eréctil, la artritis reumatoide o el Alzheimer también se asocian con la presencia de esta infección en la cavidad oral.
..Emilio Ramirez