Inicio ASP Interoperabilidad, calidad asistencial y cuidados sociosanitarios intermedios las áreas de trabajo de...

Interoperabilidad, calidad asistencial y cuidados sociosanitarios intermedios las áreas de trabajo de IDIS en los dos últimos años

La memoria corporativa de la Fundación IDIS, que recoge la actividad entre junio de 2015 y junio de 2017, período de presidencia de Adolfo Fernández-Valmayor; ha sido una etapa que, tal como el actual secretario general de la Fundación IDIS reconoce, “se ha caracterizado por la puesta en entredicho en numerosas ocasiones de la ingente cooperación del sector sanitario privado,  cuando es sabido que es imprescindible para el mantenimiento del actual sistema en condiciones de acceso y equidad. Sin embargo, de una forma injustificada y no sustentada en datos objetivos se han puesto en tela de juicio determinados modelos de cooperación público-privada, especialmente en algunas comunidades autónomas, lo que ha generado escenarios cargados de imprevisibilidad y cambiantes así como incertidumbre inseguridad para profesionales y ciudadanos. Por eso desde la Fundación IDIS hemos continuado con nuestra tarea de mostrar nuestros datos, nuestros resultados y la capacidad asistencial que ofertamos y asumimos como sector clave: esa es la fortaleza de la sanidad de titularidad privada, que los datos y los resultados hablan por sí solos”.

Corresponde al período de la presidencia de Adolfo Fernández-Valmayor

Uno de los proyectos más relevantes del período ha sido el relativo a la interoperabilidad. La Fundación IDIS realizó un estudio sobre el estado de la situación, presentó un modelo que reconoce al paciente como propietario de su información clínica y decisor sobre la misma, y culminó el proyecto con la creación del entorno digital “mi e-salud”, al que en la actualidad se están incorporando nuevos centros asistenciales y grupos hospitalarios. “Esta iniciativa -asegura Adolfo Fernández-Valmayor- redunda no solo en la mejora de la calidad asistencial  sino que tiene puestas sus miras en la mejora de la eficiencia del propio sistema al evitar duplicidades y redundancias dentro de un sistema que adolece de una reforma integral”.

Otro proyecto diferencial desarrollado durante esta etapa, que pone sobre la mesa una necesidad acuciante, es el informe sobre cuidados sociosanitarios intermedios. Este trabajo justifica más, si cabe, esa reforma, en un momento en el que se identifica el envejecimiento progresivo y la cronicidad asociada como elementos determinantes de la sostenibilidad y solvencia del sistema.

Durante este período de presidencia de Adolfo Fernández-Valmayor se ha consolidado asimismo la Acreditación QH, que reconoce el esfuerzo de las organizaciones asistenciales en el área de la calidad. Hoy son ya 115 las entidades que cuentan con alguna acreditación QH, “un hecho que nos enorgullece porque es muestra del trabajo tan grande que se está haciendo. También nos satisface el hecho de que la acreditación haya sido presentada y reconocida en Europa como un ejemplo a seguir en materia de calidad, seguridad y experiencia de cliente en el entorno sanitario”.

La Memoria recoge un resumen de todos los informes presentados en esta etapa, así como las múltiples jornadas organizadas, los Encuentros IDIS y los premios recibidos, una actividad ingente cuyo resultado es la mejora progresiva de la confianza, de la credibilidad y de la reputación de un sector que es imprescindible para garantizar la sostenibilidad y solvencia de nuestro sistema nacional de salud y también para contribuir a impulsar nuestra economía y la riqueza de nuestro país por su contribución en términos de PIB y empleo cualificado fundamentalmente. Está disponible en este enlace.