Inicio ASP Las técnicas de reproducción asistida permiten que una mujer sin útero sea...

Las técnicas de reproducción asistida permiten que una mujer sin útero sea madre

Compartir

Se abre una nueva perspectiva que puede llevar a la esperanza a las mujeres cuyo útero no está preparado para la gestación de una forma natural”, y así lo ha manifestado el Dr. Dani Ejzenberg, médico del Centro de Reproducción Humana del Hospital Las Clínicas, quien ha sido el responsable de dar nacimiento a un bebé en Sao Paulo (Brasil), procedente de un útero trasplantado de una donante fallecida a una madre.

Hito dentro de las técnicas de reproducción asistida
La madre del bebé recién nacido, que carecía de opciones de ser madre biológica al haber nacido sin útero por una enfermedad conocida como síndrome de Rokytansky, recibió un programa en el hospital brasileño gracias al cual le fue implantado un útero procedente de una donante fallecida. Esto le permitió tener la menstruación por primera vez en 2016 y, el pasado 15 de diciembre, ser madre.

El anterior éxito similar alcanzado en técnicas de reproducción asistida se remonta a 2014 en Suecia, pero con un útero procedente de una donante viva, procedimiento que se ha llevado a cabo ya varias veces, también en Estados Unidos. Sin embargo, en lo que respecta a una donante muerta, en 2011 se promovió un intento de gestación sin alcanzar el éxito.

Una técnica que persigue afianzarse en el Hospital Las Clínicas de Sao Paulo
Dada la relevancia de esta técnica: trasplante de útero de mujer fallecida, fecundación in vitro y cesárea para el nacimiento con éxito del bebé, el equipo de ginecólogos del Hospital brasileño persigue afianzar el método con el nacimiento de nuevos bebés en 2018. En el horizonte de 2 años espera ir mejorándolo y conseguir que existan úteros en los bancos de donantes, además de más centros especializados de este tipo.

Polémica en torno a los trasplantes de útero
La polémica en torno a los trasplantes de útero está servida, también en el plano ético. Principalmente, se debaten los posibles gastos y riesgos de este tipo de intervenciones. Algunas voces señalan que el útero no es un órgano vital para la persona pero que sí que puede, en cambio, propiciar una mejor vida a las mujeres ya a las parejas en general cuando se recibe un trasplante de esta clase.

Otro factor a considerar es el horizonte de apertura que este hecho puede entrañar a hombres y transexuales a la hora de intentar alcanzar su propia experiencia de maternidad.
..Flor Cid