Inicio ASP Dr. Anaya, sobre el Alzheimer, con la aféresis terapéutica: “Vamos por buen...

Dr. Anaya, sobre el Alzheimer, con la aféresis terapéutica: “Vamos por buen camino, estamos controlándolo”

Compartir

El Dr. Fernando Anaya, jefe de sección de Nefrología del Hospital Gregorio Marañón, participa en el Ciclo sobre Investigación en los Hospitales Españoles, de la mano de iSanidad. Lo mejor de la Sanidad  y EFE Salud. El tema que aborda es la aféresis terapéutica, que lleva 35 años practicando y, desde hace más de cinco, con una aplicación concreta en la lucha contra el Alzheimer. Es, además, presidente del Grupo de Trabajo de Aféresis de la Sociedad Española de Nefrología y médico consultor especialista de los países latinoamericanos y de los países de la Europa del Este, como Rusia o Bulgaria. Ha recibido recientemente por su trayectoria profesional en este campo, el Premio a la Excelencia Sanitaria del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, un organismo vinculado a la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Dr Fernando Anaya sobre la aféresis: “No es ni más ni menos que una modalidad terapéutica que consiste en la eliminación del torrente circulatorio de aquellas moléculas, aquellas sustancias, de aquellos depósitos que condicionan o perpetúan una enfermedad”

Aféresis, un tratamiento no demasiado conocido socialmente
La aféresis terapéutica es un tratamiento no demasiado conocido socialmente: “No es ni más ni menos que una modalidad terapéutica que consiste en la eliminación del torrente circulatorio de aquellas moléculas, aquellas sustancias, de aquellos depósitos que condicionan o perpetúan una enfermedad. Así de fácil”, afirma el Dr. Anaya mientras explica que, la Medicina y la Cirugía son las dos alternativas con las cuales se puede tratar o curar la enfermedad y que “la tercera es esta, que consiste, de una forma más o menos selectiva, en poder eliminar cualquier sustancia que perpetúa o condiciona una enfermedad, y que previamente el tratamiento convencional no ha logrado o no ha podido controlar o tratar”.

Un poco de historia
Los orígenes de la aféresis se remontan a hace aproximadamente 2.500 años, con los inicios de la sangría. El Dr. Anaya hace un recorrido histórico desde Hipócrates, pasando por Alejandro Magno, Galeno y Gutenberg, cuyo primer libro que sale de su biblioteca es el libro de las sangrías. Y es que “nadie entendía una enfermedad sin las sangrías; fue tan importante como fue la aspirina en el siglo XX, o el paracetamol en el siglo XXI”, argumenta el Dr. Anaya, quien continúa: “Y hasta hace nada, gracias al siglo XX, en donde se empieza a aparecer ya la farmacología, la microbiología, fundamentalmente, y donde ve que las enfermedades no se condicionan por un desequilibrio de los malos humores, sino por infección, etc. Es donde estamos”.

La Sociedad Americana de Aféresis
Todos los que nos dedicamos a la aféresis nos guiamos por las guías de la Sociedad Americana de Aféresis”, argumenta el Dr. Anaya y explica que “cada tres años, la Sociedad reúne al grupo multicéntrico de toda América, y le da categorías”. Por su parte, afirma que él tiene la obligación, de “cada seis meses, presentar la memoria de toda la actividad que hago a la administración de mi hospital, como no podía ser de otra forma, porque es la que se gasta el dinero, en qué indicaciones y en qué me gasto el dinero de la aféresis. Y el 97% es categoría 1, con lo cual vas tranquilamente guiándote por lo de la ASFA, la Sociedad Americana”, apunta.

Del Alzheimer hay que entender que no es ni más ni menos que una enfermedad de la proteína mieloide en el hipocampo

El Alzheimer, en el punto de mira de la aféresis
El Dr. explica su proyecto de investigación de la aféresis terapéutica aplicada al tratamiento del Alzheimer: “Del Alzheimer hay que entender que no es ni más ni menos que una enfermedad de la proteína mieloide en el hipocampo”, y añade que “hay que tener en cuenta que nosotros nacemos con 100.000 millones de neuronas, imagine un polígono industrial donde tenemos 100.000 millones de individuos, cuando nacemos. Pero que, cada día, fallecen de 50 a 60.000 y hasta 100.000 individuos, 100.000 neuronas mueren. Entonces uno se plantea siempre: ¿y dónde va toda esa porquería?”, argumenta el Dr. explicando que “la plasmaféresis es primero lavar, intentar lavar ese hipocampo, y después, al mismo tiempo, llevarte esa proteína mieloide”. Y añade que: “estamos dentro de un ensayo y hay que ser muy, muy prudentes, sobre todo en esta enfermedad, el Alzheimer, donde que está afectando a muchas personas. Por ejemplo, en España, casi hay un millón y pico de personas. Entonces tenemos que tener muy claro el mensaje: vamos por buen camino, estamos controlándolo, pero no podemos decir que hemos dado ya con el tratamiento. Porque quizá una esperanza incierta hace mucho más daño que una esperanza en la que estamos navegando. Yo creo que es el camino”.

Hasta 18 procedimientos diferentes, dependiendo de la molécula
El Dr. Anaya afirma que “la aféresis como tal la podemos hacer de una forma aguda o de una forma crónica. Entonces, hay muchas indicaciones agudas que actualmente se están haciendo en muchos hospitales por parte de los hematólogos, es decir, lo hacen por la plasmaféresis. Pero la plasmaféresis no es solo un procedimiento de la aféresis terapéutica, yo utilizo como 18 procedimientos diferentes dependiendo de la molécula. En las indicaciones agudas hay muchos hospitales donde se está haciendo”, y añade que, para las enfermedades crónicas, es necesario que “cada Comunidad tenga un centro de referencia para que puedan referirles o transmitirles a esos sitios para hacerlo. Y eso queda por ver el que nos sentemos, tenemos la Sociedad Española, tenemos el grupo de trabajo, habrá que sentarse con la Administración y que digan ellos cuáles son los lugares”.

El Dr. Fernando Anaya asegura que es un tratamiento eficaz que mejora la calidad de vida

Aféresis, un tratamiento eficaz y sin efectos secundarios conocidos
El Dr. Anaya pretende reforzar la eficacia de la aféresis terapéutica, frente a su posible coste: es un tratamiento eficaz y mejora la calidad de vida: “Yo creo que la mejor inversión que una persona puede tener, es tener la esperanza de vivir. Pero, sobre todo, confianza de vivir de una forma sana, no depender de nadie”, afirma.

En cuanto a sus posibles efectos secundarios, el Dr. Anaya afirma que: “No tiene efectos, en manos expertas, eso sí, de personas que saben manejar la circulación extracorpórea, como es en nuestro caso, que lo manejan nuestras enfermeras en Nefrología, que tenemos cerca de 400 pacientes en diálisis. Es más fácil hacer una aféresis que una hemodiálisis. Mucho más fácil”, explica.

Más proyectos de futuro
El Dr. Anaya está aplicando la aféresis a muchas enfermedades y tiene unos proyectos de futuro muy interesantes, sobre todo en materia de Neurodegeneración, Neurogénesis, Fibromialgia y rejuvenecimiento. En lo que respecta a la Fibromialgia, el Dr. Anaya concluye que: “Me preocupa la gente que tiene dolor, la gente que no es feliz. Hay que transmitir ilusión, años, esperanza y podemos transmitir esa esperanza”.

Se abre un camino apasionante en Medicina para alcanzar nuevos retos y objetivos en el tratamiento de diversas patologías, de la mano de la aféresis terapéutica.


..Redacción