Inicio ASP Se reclama a los profesionales una humanización basada en el establecimiento de...

Se reclama a los profesionales una humanización basada en el establecimiento de relaciones afectivamente positivas y confianza

Compartir

La recientemente creada Fundación HUMANS, bajo el título ‘Análisis de situación de los aspectos humanísticos de la Atención Sanitaria en España’, dio a conocer los resultados de este exhaustivo estudio que tiene como objetivo definir las líneas estratégicas que dotarán, tanto desde el punto de visto humanista como psicoafectiva, de una verdadera dimensión a todo el sistema sanitario español.  En un análisis pormenorizado, han identificado la situación actual de los aspectos humanísticos de la atención sociosanitaria en nuestro país. Los sectores a los que se dirigieron las entrevistas fueron un total de siete; el último de ellos: las empresas.

¿Qué entiende por humanización de la asistencia sanitaria?

De manera específica, la palabra “afecto” surge frecuentemente en las definiciones propuestas, reclamando a los profesionales una humanización basada en el establecimiento de relaciones afectivamente positivas y confianza, y al sistema sanitario respuestas que tengan en cuenta las necesidades y sentimientos del paciente, en definitiva, una sanidad más humanizada, donde el paciente se sienta seguro y especialmente cuidado.

Hay que volver a ver al paciente como persona, no como usuario

Se reclama un cambio conceptual desde el propio sistema, partiendo de la idea de que no estamos ante una enfermedad, sino ante una persona que tiene un problema de salud, y cuya patología le sitúa en un nivel de inferioridad. Se trata de volver a ver al paciente como persona, no como usuario.

También se considera humanización el pensar en un sistema sanitario sostenible a largo plazo, sostenible con el entorno medioambiental, económico y financiero, y con una asistencia sanitaria de calidad y equitativa para todos los ciudadanos.

¿Quién cree que debe ser el promotor de la formación y la investigación en esta área?

Las respuestas, de forma mayoritaria apoyan una participación multidisciplinar en la promoción de la formación y la investigación en humanización. Empezando desde la propia universidad, para continuar en hospitales, farmacias y en cualquier lugar donde haya algún tipo de asistencia sanitaria. También se debe promover desde los propios profesionales sanitarios y sus colegios, academias, asociaciones de pacientes o la industria relacionada con el sector; pero todos, necesitan el apoyo, como catalizador, de las administraciones sanitarias.

Los responsables de implantar la humanización son los gerentes y directivos, clínicos y gerenciales, de los hospitales y centros sanitarios

Se señala, asimismo, que a nivel político debe darse la importancia suficiente a este tema y dedicar recursos suficientes, tanto económicos como humanos. Pero, aunque son los profesionales quienes finalmente están en contacto directo con los pacientes, los responsables de implantar la humanización son los gerentes y directivos, clínicos y gerenciales, de los hospitales y centros sanitarios.

¿Ve afinidad desde su perspectiva entre la humanización y la RSC de su empresa? ¿Se podrían complementar?

Los entrevistados muestran un acuerdo mayoritario en la afinidad y, sobre todo, la complementariedad de la humanización y la RSC de sus compañías. Por tanto, los proyectos de humanización pueden venir a integrarse dentro de la RSC de las empresas.

¿Cuáles son las principales dificultades que ve en estos procesos?

Una gran dificultad es el modelo sanitario actual, que deja poco tiempo a los profesionales para una aproximación más humana a los pacientes. A la vez, el sistema sanitario se ha tecnificado y se ha visto obligado a buscar, por encima de todo, la eficiencia económica, a ello se suma un cierto clima social de descenso de valores humanos y déficit de formación.

Se señalan como dificultades para la humanización la falta de visión estratégica  y unos políticos que ideologizan la asistencia sanitaria con miras partidistas

Tenemos así una situación en que no se pregunta al ciudadano, dando por sentadas ciertas “verdades” y olvidando muchas veces las verdaderas necesidades o expectativas que tiene el paciente. También se señalan como dificultades para la humanización la falta de visión estratégica  y unos políticos que ideologizan la asistencia sanitaria con miras partidistas.

¿Destinaría recursos económicos para hacer proyectos de humanización? ¿En qué áreas?

Se demanda impulso de políticas de humanización en las consejerías de sanidad y en los diferentes niveles de la estructura sanitaria para hacer proyectos de humanización

Entre las áreas mencionadas para el destino de recursos, se ha sugerido una larga de lista de proyectos y acciones posibles, como impulso de políticas de humanización en las consejerías de sanidad y en los diferentes niveles de la estructura sanitaria; programas de formación, concienciación y apoyo a pacientes, muchas veces a través de sus asociaciones, eliminando obstáculos y aportando innovación en aspectos como la adherencia al tratamiento; programas para reforzar el papel de los pacientes en la toma de decisiones en política sanitaria de la mano de expertos en el ámbito sanitario; formación y concienciación de personal auxiliar, y de farmacéuticos, enfermeros y médicos, incluso en los estudiantes de Medicina y Enfermería, en sus prácticas en los hospitales y centros sanitarios; colaboración con sociedades científicas, y campañas y programas divulgativos de difusión y comunicación.

¿Cuáles son las acciones que usted considera más positivas para potenciar de forma efectiva la humanización de la asistencia sanitaria?

A esta pregunta, dos respuestas claras: “Conseguir que el médico vuelva a ser médico y no sólo un señor que está detrás de un ordenador” y dar una definición clara de qué es la humanización y cómo debería ser un sistema sanitario humanizado.

..Redacción

Impactos: 0

Compartir