Inicio ASP El posicionamiento político abre más todavía la herida del COMB

El posicionamiento político abre más todavía la herida del COMB

Compartir

El Dr. Jaume Padrós, presidente del Colegio de Médicos de Barcelona (COMB) acaba de renovar el cargo por cuatro años más. En una entrevista concedida a Diario Médico, algunas cuestiones hacen alusión a su renovación en el puesto sin haber sido precisa la celebración de votaciones, hecho que el Dr. Padrós califica de “hecho excepcional, que hacía 24 años que no pasaba, y es la constatación del gran aval que tiene esta junta”. También se hace referencia al intento por presentar una candidatura alternativa por parte del Dr. Joan Gené, que tuvo que retirar por su disconformidad con el sistema de votación. El Dr. Padrós no duda en calificar ese argumento como el “de los perdedores”, y se ampara en dos resoluciones judiciales “que no le dan la razón”. Defiende, de este modo, el sistema de voto, que afirma “es secreto y siempre ha sido secreto”, y se remonta a los últimos 35 años que lleva funcionando sin causar problemas. Califica las declaraciones del Dr. Gené como “una confesión de impotencia y de frustración por no haber sido capaz de construir una alternativa”.

Otra cuestión polémica es el final de su mandato previo, protagonizado por el reclamo de algunos médicos para que el COMB no manifestara posicionamientos políticos vía comunicados. El Dr. Padrós admite que algunos médicos se mostraron molestos por estas cuestiones pero que, no obstante, él no está “a favor de la censura ni de limitar la libertad de expresión de nadie”, y sostiene que la Junta tiene derecho a posicionarse “sobre los temas que preocupan a la profesión”.

Polémica sobre la incomparecencia de adversarios en las recientes elecciones al Colegio de Médicos de Barcelona

La polémica ha crecido con el tiempo en torno a la incomparecencia de adversarios en las mencionadas recientes elecciones al Colegio de Médicos de Barcelona. Y viene de la mano de Neutralitat-COM, que desea hacer pública su respuesta a las manifestaciones del Dr. Padrós. Considera este hecho como una “anomalía, por primera vez en 24 años”, y afirma que “el principal grupo de la oposición, COMB-TU, liderado por Joan Gené y que contaba con el 42% de compromisarios en la Asamblea Colegial, declinó presentarse aduciendo que la transparencia del sistema electoral estaba en entredicho”. Sostiene que, ante este hecho, “se está aún a la espera de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) tras haberse impugnado los resultados de la anterior contienda electoral, celebrada en 2014 y que también ganó el equipo del Dr. Padrós”.

De este modo, el grupo Neutralitat-COM reitera que en octubre pasado cuestionó “los posicionamientos políticos de la anterior Junta en forma de comunicados oficiales en la página web del COMB”, así como que “en las semanas previas a las elecciones nos sumamos a la exigencia de revisión del sistema de votación en aras de una mayor transparencia, y mostramos nuestra preocupación por el hecho de que, desde hace más de tres décadas el mismo grupo de profesionales gobierne el COMB”. Alude a que el hecho de que una institución esté bajo el mandato de la misma fracción por un período de tiempo tan prolongado, se presta a tejer “una red de complicidades y lealtades que facilita que se perpetúe el poder”.

¿Un voto no tan secreto?

Neutralitat-COM manifiesta que “con el actual sistema de votación son los compromisarios y adeptos a la candidatura, muchos de ellos en puestos de alta responsabilidad en la Sanidad Pública y Privada catalana, quienes recaban personalmente el voto “por correo” (no siendo por tanto secreto) a sus allegados y, a menudo, subordinados”. El grupo se muestra preocupado por las declaraciones del Dr. Padrós con respecto a los factores que le han llevado a la reelección y añade que “no muestra consideración alguna con las preocupaciones existentes en torno a la limpieza del sistema electoral”.

Las disputas internas no ayudan a las corporaciones

El grupo Neutralitat-COM reclama una mejora en las condiciones laborales de los médicos catalanes. Estamos ante un caso más de disputa interna que cuestiona la viabilidad de algo tan indispensable como es el valor de la representatividad, cuya función es hacer que un colectivo se sienta amparado y seguro por aquellos que designa para que lo representen. El correcto ejercicio de la profesión médica ha de desarrollarse en un marco de seguridad y confianza que les facilite a los profesionales la realización de su desempeño desde un punto de vista práctico y moral, y que se focalice exclusivamente en su misión sanitaria para con los pacientes y la sociedad en su conjunto.
..Flor Cid