Inicio ASP El cigarro electrónico causa daños al ADN, pudiendo ocasionar cáncer de pulmón...

El cigarro electrónico causa daños al ADN, pudiendo ocasionar cáncer de pulmón y vejiga o enfermedades del corazón

Compartir

El tabaco mata. Con esta frase contundente, advierten las cajetillas de tabaco de sus potenciales efectos cancerígenos. El tabaco libera nicotina y nitrosaminas derivadas. El tabaco contiene más de 7000 subproductos resultado de su combustión, como hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), aminas aromáticas y benzeno. Muchos de estos productos son cancerígenos, tanto para el fumador, como para el que respira el humo del tabaco. Además huele, resultando desagradable. Por todas estas razones, el tabaco está prohibido en la mayoría de lugares públicos españoles y, hoy en día, no está socialmente tan acogido como años atrás.

Al contrario que el tabaco, el cigarro electrónico libera nicotina sin necesidad de combustión, sino que lo hace mediante la acción de un aerosol. El cigarro electrónico, no produce olor, ni tampoco nitrosaminas derivadas u otros subproductos cancerígenos resultantes de la combustión. Sin embargo, numerosos médicos y científicos llevan mucho tiempo advirtiendo de sus potenciales peligros para la salud, lo que llevó a regular su distribución. Pero a pesar de todo esto, el cigarro electrónico es aún objeto de debate, y muchos profesionales piden una regulación más estricta.

El cigarro electrónico es aún objeto de debate y muchos profesionales piden una regulación más estricta

La revista PNAS ha publicado un artículo donde los autores indican que aunque los cigarros electrónicos no liberen directamente nitrosaminas cancerígenas, la nitrosación de la nicotina se produce, in vivo, en los pulmones, la vejiga y el corazón. A esta conclusión han llegado los investigadores tras estudiar como el cigarro electrónico produce daños en el ADN que derivan en mutaciones y génesis tumoral. El estudio se ha llevado a cabo tanto en ratones como en cultivos celulares de pulmón y vejiga humana.

Lee y sus colaboradores, encontraron en pulmón, vejiga y corazón, O6-mtildesoxiguanosinas y γ-hidroxi-1,N2-propano-desoxiguanosinas, ambas responsables de mutaciones. Además, en pulmón, hallaron la actividad de reparación del ADN por proteínas como XPC y OGG1/2 significativamente reducida.

Estas conclusiones podrían indicar que la potencialidad dañina del cigarro electrónico es comparable a la del tabaco.
..Ío Almagro