Inicio ASP El CSIC participa en el desarrollo de un dispositivo que detecta la...

El CSIC participa en el desarrollo de un dispositivo que detecta la insuficiencia cardíaca a partir de muestras de saliva

Compartir

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) están participando en un proyecto internacional que, financiado por la Comisión Europea, tiene como fin el desarrollo de un dispositivo portátil que detectará la insuficiencia cardiaca a partir de muestras de saliva.

KardiaTooly que, así se llama el trabajo, y que está financiado dentro del programa marco Horizonte 2020 con 4,9 millones de euros para los próximos 3,5 años, permitirá un diagnóstico “rápido, fácil y eficiente”, así como una atención sanitaria “personalizada y mejorada” para los pacientes que sufren insuficiencia cardiaca.

Como informa un comunicado del CSIC, la plataforma KardiaTool incluirá el dispositivo portátil KardiaPOC (POC para point of care) capaz de detectar de una manera “rápida y precisa” los biomarcadores de la insuficiencia cardiaca. Además llevará acoplado el dispositivo ‘KardiaLOC’, un chip que, de un solo uso y de bajo coste, integrará sensores, actuadores, sistemas microelectromecánicos y microelectrónicos, bioquímicos, y nanopartículas magnéticas funcionalizadas, para detectar los biomarcadores a partir de muestras de saliva.

Será el equipo del investigador del Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB-CNM), Joan Bausells, el que trabajará en los sensores de silicio microelectrónicos que detectarán los biomarcadores, y colaborarán en el diseño del KardiaLOC.

Por otra parte, el investigador Francesc Teixidor y su equipo en el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB) trabajarán en la síntesis y funcionalización de las nanopartículas magnéticas, que constituirán el soporte para los anticuerpos específicos para cada biomarcador.

Asimismo, el dispositivo también incluirá un software de apoyo para la toma de decisiones que, llamado KardiaSoft, está basado en técnicas de modelos de predicción, que analizará los datos recogidos en el KardiaPOC, y otros datos del paciente para proporcionar información sobre el diagnóstico y la monitorización de la terapia.

El proyecto KardiaTool está formado por 14 socios de nueves países europeos y Estados Unidos:

  • Escuela Normal Superior de Lyon (Francia)
  • Universidad de Pisa (Italia)
  • Universidad Ioannina (Grecia)
  • Universidad de Surrey (Reino Unido)
  • Universidad College de Dublín (Irlanda)
  • Fundación griega para la Investigación y la Tecnología (Grecia)
  • Consejo Nacional de Investigación (Italia),
  • Instituto Fraunhofer de Circuitos Integrados (Alemania)
  • Micron Microtechnologies (Países Bajos)
  • BioTray (Francia)
  • Imec (Bélgica)
  • ValoTec (Francia)
  • Instituto de Ciencias de Materiales de Barcelona (ICMAB)
  • Instituto de Microelectrónica de Barcelona-Centro Nacional de Microelectrónica (IMB-CNM)
  • EnaChip (Estados Unidos)

La insuficiencia cardiaca, la nueva epidemia del siglo XXI entre las personas mayores

La insuficiencia cardíaca es una patología que afecta a 14 millones de personas en Europa, y  en España se calcula que a 1,4 millones de personas. Tiene una prevalencia del 7% en mayores de 45 años, porcentaje que se incrementa hasta el 16% a partir de los 75 años.

Entre 2007 y 2015 las hospitalizaciones por esta patología cardiovascular aumentaron un 22% en España. Los episodios de hospitalizaciones suelen durar alrededor de nueve días de media y el 16% de los pacientes reingresan en los siguientes meses por el mismo proceso. La insuficiencia cardiaca va acompañada de una mortalidad hospitalaria que llega al 10%.

Expertos reunidos en el pasado 59 Congreso de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y en el Congreso 29 de la Sociedade Galega de Xerontoloxía e Xeriatría (SGXX), celebrado el año pasado, calificaron a la insuficiencia cardiaca como la nueva epidemia del siglo XXI entre las personas mayores.
..Redacción