Inicio ASP Miguel Ángel Máñez: “Hay oncólogos que fuman y así estamos mandando mensajes...

Miguel Ángel Máñez: “Hay oncólogos que fuman y así estamos mandando mensajes contradictorios a la sociedad”

Compartir

La posverdad, ese término posmodernista que se ha colado en numerosos debates, también afecta al ámbito sanitario, distorsionando la realidad y creando muchas veces informaciones erróneas que perjudican a todo el sistema sanitario. Desde la Fundación IDIS han querido dejar constancia de ello celebrando la primera edición de los IDIálogos, un espacio de debate sobre aspectos que afectan al sector y que en esta ocasión se ha centrado en analizar el fenómeno de la posverdad. Este primer encuentro ha sido moderado por Fernando Mugarza, director de Desarrollo Corporativo y Comunicación de la Fundación IDIS, quien señaló que en la sociedad existen “prejuicios arraigados y una desinformación generalizada donde es muy importante la comprobación de los datos por parte de los medios de comunicación”.

Carlos Arenas (Gerente de Área IX de la Región de Murcia y vicepresidente de la Fundación Economía y Salud); Yolanda Erburu (Directora Ejecutiva de Comunicación, RSC y Fundación Sanitas en Sanitas); Jaime del Barrio (Senior Advisor en Ernst&Young); Miguel Ángel Máñez (Unidad de Desarrollo Profesional y Gestión del Conocimiento en el Servicio Madrileño de la Salud); Joan Carles March (Profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública); Julio Mayol (Director Médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid) y Javier Tovar (director de EFE Salud) han constituido la mesa de debate.

El 42% de los profesionales sanitarios advierte de que la mayoría las informaciones sobre salud que se difunden por internet no está actualizada con los últimos avances médicos. Ante esta situación, se hace muy necesaria la comprobación de los datos y acudir a las fuentes correctas. Así lo señala Jaime del Barrio, uno de los participantes de este encuentro. “Necesitamos información y comunicación bidireccional, pero rápidamente aparece la incertidumbre, avocada a las emociones. En cuanto a la formación científica, cada vez que vemos un dato inmediatamente acudimos a la fuente, pero en salud no se mira la fuente original, damos por hecha una evidencia de datos y la mayoría de esos datos no son sostenibles, son muy discutibles”.

Jaime del Barrio: “Damos por hecha una evidencia de datos y la mayoría de esos datos son muy discutibles”

Pero, ¿por qué es importante acudir a los datos? Del Barrio explica que “ahora mismo las cinco grandes empresas más cotizadas del mundo se dedican a capturar datos y el 30% de su inversión está en el sector salud. Es decir, mientras aquí estamos debatiendo si algo es mentira o si es verdad, estas cinco grandes empresas están capturando y construyendo una nueva realidad”.

Internet ha provocado que hoy en día el paciente esté muy informado y le sea muy fácil acceder a toda esa información. Esto lleva a que el sesgo y la mentira sean parte de esa información. Respecto a esto, Joan Carles March señala que los datos no son suficientes. “La información pura y dura no nos va a llevar al cambio y para llegar a ese cambio hay que tener en cuenta cuáles son los intereses de todos, trabajar en la formación y en el apoyo emocional”. Esto es algo que también afirma Miguel Ángel Máñez. Máñez cree que lanzamos mensajes contradictorios y esos mensajes permanecen ahí, al alcance de los pacientes, por ejemplo “hay oncólogos que fuman y así no estamos dando ejemplo en el sistema sanitario con las verdades más sencillas y evidentes”. Y añade que quizás “la sociedad no está preparada para escuchar ciertas verdades en salud”.

Estamos ante un paciente empoderado y muy informado, por lo que el sesgo y la mentira son parte de esa información

Ante esta situación, Yolanda Erburu considera clave que cada uno asuma su responsabilidad para evitar que se sigan ofreciendo datos e informaciones que no se ajustan a la realidad. Desde Sanitas y mediante la herramienta Data Salud Sanitas contribuyen a “que el debate público sea informado y cuente con datos fiables. Creamos espacios de seguridad donde el paciente pueda recabar información veraz de los temas sanitarios que le preocupan”.

 

Por su parte, Julio Mayol se pregunta cuál es el problema que debemos solucionar: “Le decimos a la gente que entienda las verdades tal y como las entendemos nosotros. Ahí es donde no sabemos gestionar el problema”. Mayol considera que el problema no es el riesgo sino la incertidumbre y nos invita a reflexionar sobre esto ya que “problemas va a haber siempre y cualquier decisión que tomemos ahora va a generar otros tantos problemas después”.

Julio Mayol: “El problema no es el riesgo sino la incertidumbre”

El exceso de información que encontramos en internet, que en muchas ocasiones carece de valor o es incluso negativa en el ámbito de la salud, hace que surjan los llamados bulos. Por ello el director general de la Fundación IDIS, Manuel Vilches, ha destacado la importancia de agarrarnos a los datos fiables: “Desde la Fundación llevamos ocho años  machacando a datos porque al final es lo que acaba dejando algo de poso y el dato fiable es inamovible”.

Vilches considera que es clave escuchar al paciente y por ello anunció que, desde la Fundación IDIS, van a realizar un estudio con diez mil pacientes para conocer su experiencia asistencial y cómo la han vivido. Vilches espera que esto les ayude a darle todo el entorno emocional necesario para cambiar la forma de transmitir la información.
..Redacción