Inicio ASP La supervivencia de los niños prematuros ha mejorado, pero las secuelas siguen...

La supervivencia de los niños prematuros ha mejorado, pero las secuelas siguen siendo un problema importante

Compartir

La supervivencia de los niños prematuros ha mejorado durante las últimas décadas, pero sus secuelas motoras, sensoriales y cognitivas aún constituyen un problema importante, según se destaca en un trabajo llevado a cabo por el Hospital 12 de Octubre y recogido por la Asociación Española de Pediatría (AEP).

La problemática que han de afrontar estos casos es amplia y comprende desde aspectos relacionados con el comportamiento, hasta consecuencias emocionales y del aprendizaje. Estas situaciones se han asociado a una diferente organización cerebral y las consecuentes modificaciones en la función y estructura del cerebro, que suponen los distintos estímulos ambientales recibidos por los prematuros durante un período de su desarrollo.

La Asociación Española de Pediatría sostiene que no se han descrito nuevas intervenciones para mejorar el desarrollo de los prematuros
Ante este panorama, la AEP sostiene que no se han descrito nuevas intervenciones de carácter tecnológico o farmacológico orientadas a la mejora del desarrollo de los niños prematuros. No obstante, sí apunta a nuevas fórmulas aplicadas a los cuidados durante el ingreso, con el objetivo de conseguir un grado adecuado de maduración cerebral y un ambiente lo más parecido posible al intrauterino. Se trata de los conocidos como Cuidados Centrados en el Desarrollo (CCD), aplicados en nuestro país desde hace dos décadas y orientados a favorecer el desarrollo neurosensorial y emocional del niño.

Los Cuidados Centrados en el Desarrollo (CCD) se aplican en nuestro país desde hace dos décadas y están orientados a favorecer el desarrollo neurosensorial y emocional del niño

Dichos cuidados suponen un cambio de paradigma asistencial y en la actitud de los profesionales, que han de adaptar sus prácticas a estos criterios, según afirma la Sociedad Española de Neonatología.

Por su parte, los CCD son tutelados a través de la estrategia NIDCAP (Neonatal Individualised Developmental Care and Assessment Programme), originaria de EE.UU., que persigue que todas las intervenciones formen parte integrada de las tareas de una unidad neonatal de manera individualizada

Los CCD son tutelados a través de la estrategia NIDCAP (Neonatal Individualised Developmental Care and Assessment Programme), originaria de EE.UU., que persigue que todas las intervenciones formen parte integrada de las tareas de una unidad neonatal de manera individualizada

Además, se apunta a la aportación de los padres en el cuidado de los hijos prematuros ingresados como elemento fundamental dentro de los CCD, realizando funciones de lactancia materna y de cuidado canguro, como mencionan algunos expertos.