Inicio ASP Es clave para el sistema sanitario crear cultura para la seguridad del...

Es clave para el sistema sanitario crear cultura para la seguridad del paciente

Compartir

La Alianza de la Sanidad Privada Española, ASPE, en colaboración con el Proyecto Impulso para la Gestión de Riesgos para la Seguridad del Paciente, ha llevado a cabo la jornada Proceso de la gestión del riesgo en la Seguridad del Paciente: de los retos a la implementación. Su objetivo prioritatio ha sido fomentar la necesaria garantía en la seguridad del paciente, como elemento prioritario en todo centro sanitario.

En la sesión han intervenido: Carlos Rus, secretario general de ASPE; Carlos Zarco, director médico del Hospital HLA Moncloa; Mercedes Ortiz, responsable de calidad del Hospital Universitario de Fuenlabrada; Antonio Burgueño, director del Proyecto Impulso; Leticia Cortijo, responsable de formación del Proyecto; y Marta Serrano, gerente de Sanidad en AENOR.

Con la participación de: Carlos Rus, secretario general de ASPE; Carlos Zarco, gerente del Hospital HLA Moncloa; Mercedes Ortiz, responsable de calidad del Hospital Universitario de Fuenlabrada; Antonio Burgueño, director del Proyecto Impulso; Leticia Cortijo, responsable de formación del Proyecto; y Marta Serrano, gerente de Sanidad en AENOR

El Proyecto Impulso nació en 2015 y desde entonces ha definido objetivos en materia de gestión de riesgos para la seguridad del paciente en 16 organizaciones sanitarias. Esto ha permitido la elaboración de una base de datos para establecer conclusiones y tendencias del esfuerzo realizado en esta materia, según ha comentado Antonio Burgueño.

El Proyecto Impulso nació en 2015 y desde entonces ha definido objetivos en materia de gestión de riesgos para la seguridad del paciente en 16 organizaciones sanitarias

Crear cultura para la seguridad del paciente es nuclear
De la jornada se han extraído interesantes conclusiones que comprenden diversas perspectivas y factores de riesgo en la propia gestión de riesgos de seguridad del paciente. Principalmente se han abordado: la dirección, la cultura, la comunicación, la sistematización y el paciente, en ese mismo orden prioritario.

Desde el punto de vista de la dirección, es preciso que ésta esté implicada para que asigne los recursos necesarios de cara a implementar las mejoras detectadas. Ello ha de desembocar en una implicación real de los equipos directivos en cuestiones también reales de seguridad del paciente.

Es preciso que la dirección esté implicada para que asigne los recursos necesarios de cara a implementar las mejoras detectadas en seguridad del paciente

Desde el lado de la comunicación, ésta ha de desarrollarse entre los profesionales a la vez que fomentar una adecuada formación en el procedimiento, de cara a conseguir la motivación del personal y la participación de todos los involucrados.

La comunicación ha de desarrollarse entre los profesionales y fomentar una adecuada formación en el procedimiento para conseguir la motivación y participación del personal

En materia de cultura, se incide en las bondades de crear una cultura para la seguridad del paciente basada en la formación, la comunicación y la implicación. Al respecto, se destaca la necesidad de saber cómo conseguir que el cuerpo médico asuma como propia la posibilidad de cometer errores. De hecho, la principal dificultad para la implantación de los seis estándares internacionales de seguridad al paciente es la mentalidad reactiva o poco proactiva de los médicos. Además, se identifica la comunicación bidireccional como pilar fundamental en la mejora de los procesos.

Se incide en las bondades de crear una cultura para la seguridad del paciente basada en la formación, la comunicación y la implicación

Desde la perspectiva del propio paciente, la cuestión prioritaria es cómo incluirle en la gestión de riesgos sin que pueda influir negativamente en la reputación del centro.

Es importante definir cómo incluir al paciente en la gestión de riesgos sin que pueda influir negativamente en la reputación del centro

Por último, atendiendo al factor de la sistematización, es importante el desarrollo de medicas que impulsen y favorezcan la implantación de sistemas de seguridad del paciente. Al respecto se menciona el Método de Evaluación y Priorización, el seguimiento de la eficacia de las medidas adoptadas, la implantación del Sistema de Notificación, la elaboración de aplicaciones informáticas que afecten a todos los procesos de seguridad del paciente, y la necesidad de una sistematización y organización de iniciativas y actividades en torno a la seguridad del paciente.
..Flor Cid