Inicio ASP Luis Mayero: “Es inviable pensar que el gasto sanitario va a bajar”

Luis Mayero: “Es inviable pensar que el gasto sanitario va a bajar”

Compartir

..Redacción
iSanidad. Lo mejor de la Sanidad, ha recabado la opinión de Luis Mayero, presidente del Instituto para el Desarrollo y la Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), en el marco de la presentación del informe Sanidad privada, aportando valor. Análisis de la situación 2018, donde han intervenido también el Dr. Manuel Vilches, su director general; y Adolfo Fernández-Valmayor, secretario general.

¿Por qué el gasto sanitario crece?
El gasto sanitario, evidentemente, crece porque somos cada vez más mayores; porque la tecnología hospitalaria, lo que es herramientas de diagnóstico, cada vez son más complejas. Para que te hagas una idea, el modelo MUFACE este año, como todo el mundo sabe la prima ha crecido un cinco y pico para dos años, pero nadie habla de las prestaciones nuevas que han introducido, que todavía no sabemos el coste. Porque, claro, han introducido la cirugía robótica, y no sabemos cuántos pacientes se van a operar por cirugía robótica este año, si es uno o si son un millón o dos millones. Para que te hagas una idea, la cirugía de próstata por laparoscopia, que cuesta entre cuatro y seis mil euros, con la cirugía robótica entre 24 y 30 mil euros. Y luego no solamente la tecnología, sino la farmacia con los medicamentos, los medicamentos oncológicos cambian de uno año a otro de tal manera que lo que te puede costar un tratamiento 25 o 30 mil euros, pueden pasar a ser 60 70 mil euros, como las hepatitis C, por ejemplo. Entonces es evidente que somos más mayores, más tecnología, más medios, más diagnóstico, cada vez la gente es más exigente en sus tratamientos y, por tanto, es inviable pensar que va a bajar. No hay ni un sólo dato que te hable de que pueda bajar. Ni siquiera que se pueda estancar, que se pueda, digamos, igualar.

“Es evidente que somos más mayores, más tecnología, más medios, más diagnóstico, cada vez la gente es más exigente en sus tratamientos y, por tanto, es inviable pensar que el gasto sanitario va a bajar”

¿Influye la sanidad privada en el sostenimiento de todas estas nuevas partidas? El gasto sanitario público y privado cada vez es mayor, sin embargo, la sanidad privada ayuda muchísimo a que este gasto sanitario se pueda sostener.
Sí, hemos visto que este año, que el gasto sanitario del último dato que hemos dado del año 2015 ha subido, pero el público lleva muchos años bajando, y se compensaba con la subida del privado. Nosotros el barómetro, que lo hacemos cada dos años, una de sus preguntas es para los cuidadanos que tienen un seguro privado, en qué porcentaje utilizan el público y en qué porcentaje utilizan la tarjeta privada. En el último que hicimos hace tres años había un 17% de ciudadanos que tienen las dos tarjetas, que sólo utilizaban la privada. Eso, para el sector hospitalario privado es magnífico, y para el sector asegurador es relativamente buena noticia, porque si tienes un ciudadano que solamente te utliza en un 10% te va bien, pero si te utiliza en un 100%, entonces… ¿Y por qué se utiliza cada vez más el sector privado? Porque los sectores privados cada vez son mejores. Esa diferencia del sector privado en el crecimiento del gasto público, no solamente existe y es importante, sino que cada vez va a ser mayor y más importante, para que se produzca un equilibrio de la asistencia. 

“En el último barómetro que hicimos hace tres años había un 17% de ciudadanos que tienen las dos tarjetas, que sólo utilizaban la privada”

A mayor utilización de la sanidad privada, mayor ahorro…
Eso sin ninguna duda.

¿La sanidad privada son sólo temas menores?
De ninguna manera, y eso el informe RESA lo deja claro: el 40% de las cirugías;  en el tema de las tecnologías de diagnóstico, el 70% de las resonancias magnéticas, de los pet tac, de los tac. En Madrid ha dicho el consejero hace poco que va a comprar cuatro robots da vinci. Pero es que a día de hoy había en Madrid 14, de los cuales 12 estaban en la privada y dos sólo en la pública, uno está en el Clínico y otro está en Alcorcón. Es evidente que ese es un mantra que hay que hacerlo desaparecer

Sobre si a la sanidad privada van sólo temas menores: “Es evidente que ese es un mantra que hay que hacerlo desaparecer”

La sanidad privada, ¿son los seguros de salud o también hay clientes privados?
Sanidad privada, básicamente son seguros de salud. Evidentemente la calidad que se le da a un ciudadano, vaya en cash o vaya con su tarjeta sanitaria, es prácticamente lo mismo, lo cual hace que personas, que eso es malo para los hospitales, que antes iban a cash, en cuanto se enteran que tienen la misma asistencia con su tarjeta sanitaria de Asisa, de Adeslas o de Sanitas, inmediatamente se hacen su alta. Sigue habiendo pacientes cash, pero para que te hagas una idea, hay un seguro intermedio entre el cash puro y el seguro sanitario que es el de reembolso. Este es un seguro muy activo en todo el mundo, pero en España, que hemos dicho que tenemos 10 millones de asegurados, sólo hay un millón, o sea un 10%, que tienen seguro de reembolso.

Sobre el seguro de reembolso: “Es un seguro muy activo en todo el mundo, pero en España, que hemos dicho que tenemos 10 millones de asegurados, sólo hay un millón, o sea un 10%, que tienen seguro de reembolso”

Este seguro de reembolso, normalmente, ¿viene a través de las empresas?
Sí, las empresas, a determinados niveles del trabajador, no se lo ofrecen a todo el mundo. Es un seguro que es un poco más caro y que en ocasiones te compensa en un 75 o en un 85% del gasto, y tú eliges el profesional. Pero se solapan tanto que al final, los seguros sanitarios como son tan potentes en el número de provedores sanitarios que tenemos, son prácticamente inidentificables… Los profesores a los que quieres ir están dentro del cuadro médico de los seguros sanitarios. Por ejemplo, en otros seguros en otros países como Estados Unidos, los profesionales de más nivel, los hospitales de más nivel, no están incluídos en el seguro sanitario. En cambio, en este país, por unas primas muy bajas tenemos unos cuadros asistenciales tremendos. Por eso crecemos tanto, por la calidad de lo que estamos haciendo. 

En este país, por unas primas muy bajas tenemos unos cuadros asistenciales tremendos. Por eso crecemos tanto, por la calidad de lo que estamos haciendo

¿Por qué crece la sanidad privada?
Por su calidad. Yo no estoy de acuerdo en que crezca porque haya deficiencias en la pública, que también. Pero yo creo que intrínsecamente crece porque está haciendo las cosas muy bien, tiene unos precios muy competitivos, y la gente está encantada de que se pueda hacer un chequeo sobre la marcha, que si tiene un problema y se cae le puedan operar de la rodilla en 10 días, si tiene una urgencia hay hospitales magníficos. Los hospitales privados de hoy no son los hospitales de principios del siglo XXI, no te voy al siglo pasado, ni siquiera los que había a pricipios del siglo XXI. Y eso significa que a la gente le das a un precio competitivo algo que tiene un nivel excelente.

Yo no estoy de acuerdo en que la sanidad privada crezca porque haya deficiencias en la pública, que también. Pero yo creo que intrínsecamente crece porque está haciendo las cosas muy bien, tiene unos precios muy competitivos, y la gente está encantada

¿El principal de la sanidad pública es la espera?
Sí. El principal problema de la sanidad pública o de cualquier actividad que tú quieras poner encima de la mesa es la accesibilidad. Es lo básico para cualquier sitio donde tú quieras entrar como participante del mismo. Tú puedes tener los mejores hospitales del mundo en Madrid, pero si a la hora de tener que utilizarlos no puedes entrar porque estás en lista de espera… Yo creo que la clave es la accesibilidad, sin ninguna duda. A veces es preferible tener hospitales de menos nivel, pero que te puedan atender sobre la marcha. A lo mejor no te puedo hacer un pet tac hoy, pero te puedo hacer un escáner, o te puedo hacer una radiografía, y diagnosticar, a lo mejor no con las mejores garantías, pero te puedo tratar. Pero si tenemos los mejores hospitales del mundo, los mejores tratamientos, pero para acceder a ellos tengo que esperar seis meses…