Inicio ASP Ortodoncia, ¿cuestión de moda o salud bucodental?

Ortodoncia, ¿cuestión de moda o salud bucodental?

Compartir

..Redacción
Realizarse una ortodoncia no es sólo cuestión de estética. Aunque la mayoría de pacientes acuden a la consulta motivados por la mejora de su aspecto físico, no hay que olvidar que ésta es una disciplina sanitaria con la que se mejora la salud de la boca y su función. ¿Cuáles son los motivos sanitarios para someterse a un tratamiento ortodóncico? La Sociedad Española de Ortodoncia los resumen en cinco.

En primer lugar, hace que nuestras encías estén más sanas, disminuyendo el sangrado y la inflamación; es lo que se conoce como periodontitis, un trastorno asociado a distintas enfermedades muy graves y potencialmente mortales como las enfermedades cardiovasculares, cáncer o diabetes entre otras. Esta alteración, en sus estados más graves, también puede causar la pérdida irreversible de los dientes. Los expertos consideran fundamental evitar la acumulación de placa y sarro y para ello la ortodoncia ayuda, al alinear los dientes, a una correcta limpieza que evite esta acumulación.  Por otro lado, si los dientes no están alineados correctamente y quedan zonas inaccesibles para los filamentos del cepillo, por mucho que se realice una limpieza correcta, es muy posible que se acumule placa dental, lo que favorece la formación de caries. En este sentido, “la ortodoncia colocará los dientes permitiendo que la higiene oral sea más efectiva y se reduzca el riesgo de caries”, apuntan los ortodoncistas.

La periodontitis puede causar la pérdida irreversible de los dientes. Los expertos consideran fundamental evitar la acumulación de placa y sarro y para ello la ortodoncia ayuda, al alinear los dientes, a una correcta limpieza que evite esta acumulación

Otro de los aspectos que se mejoran con la ortodoncia es el mantenimiento de un buen encaje de la mandíbula, para que los músculos se contraigan sin sobrecargas ni excesos de fuerza y sin que se resienta el cartílago de la articulación que une las dos partes de la mandíbula. Desde la Sociedad Española de Ortodoncia explican que “cuando dientes y muelas inferiores y superiores no coinciden, el músculo masetero se sobrecarga y deriva la tensión tanto al cartílago, que se desgasta produciendo dolor y dislocaciones, como al trapecio”. Esto no sólo afecta a la salud bucodental sino que puede provocar contracturas en la parte alta de la espalda, llegando incluso el dolor a cuello, oídos o cabeza. “Al mejorar la oclusión mediante la ortodoncia se distribuye el esfuerzo del encaje entre todas las piezas evitando estos efectos secundarios”, aclaran los expertos y añaden que otra consecuencia asociada de una buena oclusión es la mejora en las digestiones, “ya que una mordida más eficaz hace que se mastiquen mejor los alimentos, por lo que llegan al estómago más triturados, se optimiza su aprovechamiento y se digieren mejor”.

La importancia de prevenir el desgaste dental es el cuarto motivo por el que se recomienda el tratamiento ortodóncico. Cuando las piezas no coinciden correctamente en el cierre, chocan las partes que sobresalen al apretar los dientes. Con el tiempo este roce va erosionando la superficie de estas piezas dentales y acelera su rotura y agrietamiento, algo que también provoca la aparición de caries e infecciones.

Los pacientes sonríen más tras someterse a una ortodoncia y los expertos apuntan a una mejora de la autoestima

Por último, aunque pueda parecer poco relevante, los pacientes sonríen más tras someterse a una ortodoncia y los expertos apuntan a una mejora de la autoestima. “La mejora de la estética de la sonrisa redunda en un incremento de la autoestima de los pacientes, ya que se encuentran más a gusto con su propia imagen”, aclaran. Existen numerosas investigaciones que analizan los efectos positivos de la sonrisa y demuestran que lucir una bonita sonrisa mejora las relaciones sociales, tanto en lo personal como en lo profesional. Además sonreír nos hace liberar más endorfinas, reduce el estrés, nos equilibra el humor y nos hace vivir más y mejor.