Inicio ASP La medicina personalizada alcanzará importantes avances en el tratamiento de las enfermedades...

La medicina personalizada alcanzará importantes avances en el tratamiento de las enfermedades autoinmunes

Compartir

..Flor Cid.
La artritis reumatoide (AR) afecta a nivel mundial a entre un 0,3% y un 1% de la población, lo que supone casi cinco personas por cada mil. En nuestro país hay más de 200.000 pacientes que sufren esta patología y cada año se diagnostican 20.000 nuevos casos. Estamos ante una enfermedad, la más incapacitante de entre las reumáticas, de carácter crónico, degenerativo y sistémico, de las denominadas autoinmunes, cuyos síntomas cursan con dolor, movimientos limitados, hinchazón y rigidez, debido a la inflamación de la membrana sinovial de las articulaciones y los tejidos circundantes.

Artritis Reumatoide: sus síntomas cursan con dolor, movimientos limitados, hinchazón y rigidez, debido a la inflamación de la membrana sinovial de las articulaciones y los tejidos circundantes

En los últimos 25 años su tratamiento ha cambiado de manera muy notable, gracias a la introducción de mejoras en el tipo de medicación. De hecho, su tratamiento farmacológico tradicional se basaba en medicamentos sintomáticos orientados a la reducción del dolor y la inflamación, fundamentalmente antiinflamatorios no esteroideos y cortidoides. Son datos que recoge el informe El valor del medicamento desde una perspectiva social, recientemente presentado por Farmaindustria.

Los fármacos sintéticos modificadores de la enfermedad (FAMEs) se fueron desarrollado posteriormente, con el objetivo de ralentizar su progreso y modificar el sistema inmune. El metotrexato, tanto en monoterapia como combinado con otros agentes, es el más utilizado, como también lo son la leflunomida, sulfasalazina, minociclina, azatioprina o ciclosporina.

Los fármacos sintéticos modificadores de la enfermedad (FAMEs) se fueron desarrollado posteriormente, con el objetivo de ralentizar su progreso y modificar el sistema inmune

Al finalizar los 90, el manejo de la enfermedad sufrió un importante cambio, al introducirse los medicamentos modificadores de la respuesta biológica. Entre ellos se encuentran los antagonistas del TNF y los anticuerpos monoclonales.

Al finalizar los 90, el manejo de la enfermedad sufrió un importante cambio, al introducirse los medicamentos modificadores de la respuesta biológica

De forma más reciente, también se han producido nuevos avances en el tratamiento de esta patología, al incorporarse los inhibidores de la quinasa Janus, fármacos modificadores de la enfermedad disponibles por vía oral y orientados a la inhibición de la actividad de una o más de las ezimas quinadas. Alcanza una eficacia muy parecida a la de los medicamentos modificadores de la respuesta biológica. El primero que se aprobó para la artriris reumatoide fue tofacitinib.

De forma más reciente, también se han producido nuevos avances en el tratamiento de esta patología, al incorporarse los inhibidores de la quinasa Janus

Por su parte, las terapias biológicas han supuesto un importante paso para manejar la enfermedad, resultando eficaces en pacientes con fallo a fármacos modificadores de la enfermedad, y también reduciendo síntomas y retrasando su progresión. Incluso se habla de que pueden reducir el riesgo de muerte.

Las terapias biológicas han supuesto un importante paso para manejar la enfermedad

El uso de modificadores de la enfermedad, sintéticos o biológicos, mejora la supervivencia de los pacienes con artritis reumatoide
En definitiva, el uso de modificadores de la enfermedad, sintéticos o biológicos, mejora la supervivencia de los pacienes con artritis reumatoide, y así se desprende de varios estudios y ensayos clínicos realizados al respecto. En lo que se refiere a las últimas innovaciones en su tratamiento, los inhibidores de JAK, tan eficaces como las terapias biológicas anti-TNF, son una alternativa de tratamiento importante para aquellos pacientes que no responden de manera óptima a las terapias biológicas.

Los inhibidores de JAK, tan eficaces como las terapias biológicas anti-TNF, son una alternativa de tratamiento importante para aquellos pacientes que no responden de manera óptima a las terapias biológicas

El Informe de Farmaindustria también menciona que todos estos avances se han llevado a cabo por el mejor conocimiento de los mecanismos moleculares de las patologías autoinmunes, y han permitido el desarrollo de fármacos más efectivos y eficaces, tanto contra la artritis reumatoide como contra otros tipos de artritis y enfermedades, como la esclerosis múltiple, la psoriasis, el lupus o la enfermedad de Crohn. El futuro pasa por que la medicina personalizada alcance importantes avances en el manejo de las enfermedades autoimunes.

Compartir