Inicio ASP La prevalencia del TDAH en la edad adulta oscila entre el 2,5...

La prevalencia del TDAH en la edad adulta oscila entre el 2,5 y el 4%

Compartir

..Flor Cid.
El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) ha sido una patología abordada durante la 20 edición de las Jornadas Nacionales de Patología Dual, organizadas por la Sociedad Española de Patología Dual durante la semana pasada en Madrid. Concretamente, uno de los focos de debate ha girado en torno al TDAH en adultos, donde se ha contado con las aportaciones de la Dra. Juncal Sevilla, psiquiatra especialista en TDAH del adulto de la Fundación Jiménez Díaz, quien también trabaja en el Hospital Ruber Internacional y es docente en la Universidad Autónoma de Madrid.

Este trastorno está cada vez mejor identificado y abordado, gracias a los avances que ha experimentado la investigación en los últimos años. Además, como indica la Dra. Sevilla, el nivel de formación y capacitación de los profesionales se ha incrementado en un escenario donde la prevalencia en la población general adulta oscila etre el 2,5 y el 4%. No obstante, aún se trata de una patología infradiagnosticada en esta franja de edad y también en pacientes adolescentes y que, además, muchas veces se asocia a un cuestionamiento tanto de su diagnóstico como de su tratamiento por parte de familiares próximos y de profesionales.

Se trata de una patología infradiagnosticada en esta franja de edad y también en pacientes adolescentes. En ocasiones, su diagnóstico y tratamiento son cuestionados por familiares y profesionales

La prevalencia del TDAH es mayor entre los pacientes con conductas adictivas
Según indica la Dra. Sevilla, la prevalencia del TDAH es mayor entre los pacientes con conductas adictivas. Además, estos enfermos también tienen un mayor riesgo asociado de consumo de sustancias, siendo la prevalencia próxima al 40%. Dicho consumo comienza a edades más tempranas.

En general, los estudios apuntan a que el trastorno por consumo de sustancias es el que más se asocia al TDAH, seguido por los trastornos de ansiedad, los trastornos depresivos y los trastornos de personalidad y de conducta alimentaria, según expone la experta.