Inicio ASP La dermatitis atópica en algunos pacientes adultos se mantiene activa y afecta...

La dermatitis atópica en algunos pacientes adultos se mantiene activa y afecta a su vida laboral y social

Compartir

..Redacción.
La dermatitis atópica (DA) es una enfermedad inflamatoria crónica e incurable de la piel que puede cursar con heridas, lesiones cutáneas y prurito intenso, el picazón intenso, continuo y, a menudo, descrito por los pacientes como insoportable.

Su morfología y distribución corporal puede variar en función de la edad. La DA viene causada por una inflamación en el organismo, que puede ser provocada por la hiperactividad del sistema inmunitario.

Los especialistas consideran la dermatitis atópica un problema de Salud Pública

Debido a que en los últimos años ha habido un incremento de su prevalencia y es causante de la “marcha atópica” que puede producir la progresión de la dermatitis hacia otras enfermedades alérgicas, sobre todo en los niños como el asma o la rinitis alérgica, los especialistas consideran la dermatitis atópica un problema de Salud Pública.

En palabras de la doctora Milagros Lázaro, coordinadora del grupo de trabajo sobre dermatitis atópica del Comité de Alergia Cutánea de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEAIC), “en los últimos años ha adquirido un protagonismo notable generado por el mayor conocimiento de la fisiopatología de la enfermedad, y como consecuencia, está en desarrollo la investigación de nuevos tratamiento tanto por vía tópica como por vía sistémica”.

Debido a sus síntomas puede afectar significativamente a la calidad de vida de los pacientes, y es que a los síntomas visibles en la piel, como son el enrojecimiento, hinchazón, piel agrietada, gruesa y supurante, además, puede provocar efectos psicológicos negativos tales como alteraciones del sueño, ansiedad, depresión o aislamiento.

Primeros síntomas en la infancia

En la mayoría de los casos, la DA aparece durante los primeros cinco años (71%) y son pocos los que empiezan a manifestar la enfermedad a partir de los siete años (24%). Por su temprana aparición, la rutina diaria de los niños o su integración con otros se ve afectada. En este sentido cabe destacar los datos del Informe Alergológica 2015, en el que revela que los niños con DA en edad escolar faltaron una media de entre 10-24 días al año a clase; además, hablamos de una patología con “daños colaterales”, y es que afecta al entorno más inmediato del que la sufre, es decir, a sus familiares. Según el citado informe, un 22% de los padres faltan una media de entre nueve y 17 días al año a su trabajo.

Algunos pacientes continúan con dermatitis atópica activa hasta la edad adulta, lo que afecta a su vida laboral y social

Del mismo modo, entre los pacientes adultos se produjo una media de 2,7 días al año de absentismo laboral a causa de los síntomas. Todos estos datos, ponen de manifiesto que aunque “la dermatitis afecta hasta alrededor del 15-20% de los niños, se mantiene en muchos casos hasta más allá de la adolescencia”, y es que “algunos pacientes continúan con esta enfermedad activa en la edad adulta, lo que afecta a su vida laboral y social considerablemente”, indica la doctora Milagros Lázaro.

Para la mayoría de los alergólogos y dermatólogos la dermatitis atópica no está reconocida como una alergia pura, aunque si se le considera una patología heterogénea, ya que puede presentarse en dos variantes en función de la identificación de un desencadenante alergénico: la forma atópica o extrínseca, en la que intervienen alérgenos del entorno (ya sean ambientales o alimentarios), y la forma no atópica o intrínseca que, al igual que la variante extrínseca está vinculada a una predisposición genética, alteraciones inmunológicas o alteraciones vasculares, pero en la que no existe una relación de causa-efecto con alérgenos reconocidos.

Las causas que provocan la dermatitis atópica no son fáciles de determinar, por lo que su diagnóstico y manejo es complicado

En relación a las causas que originan esta patología, como afirma el Dr. Joaquín Sastre, presidente de la SEAIC, “las causas que la provocan no son fáciles de determinar, a la propia enfermedad se asocian en ocasiones factores agravantes y por tanto, su diagnóstico y manejo es a menudo complicado”.

Esta enfermedad tiene una mayor prevalencia en la edad pediátrica, entre un 12% y un 20% de la población infantil, aunque en torno al 80% de estos pacientes mejora a lo largo de la infancia. En el adulto, su prevalencia es menor, ya que se estima entre un 1 y 3% de la población, y de éstos tan solo un 2-8% son graves, sin embargo los expertos consideran que existe un importante infradiagnóstico. “Es esencial para los pacientes que padecen dermatitis atópica, para sus familiares y para toda la comunidad sanitaria que se conozca esta enfermedad, qué complicaciones pueden surgir  y cómo tratarla”, indica la doctora Lázaro.

El tratamiento de la dermatitis atópica debe ir dirigido a mejorar la barrera cutánea, evitar la deshidratación y tratar la inflamación en las fases agudas

El tratamiento de la dermatitis atópica debe dirigirse a mejorar la barrera cutánea, evitar la deshidratación y tratar la inflamación en las fases agudas de la enfermedad. En general, se aplican corticosteroides tópicos o inhibidores de la calcineurina. Al respecto, en cuanto a tratamientos tópicos, se han producido novedades recientes, como el desarrollo de inhibidores de la fosfodiesterasa 4 PDE4.  En los casos más graves, como destaca la alergóloga Lázaro, destaca que “exigen recurrir a tratamientos por vía sistémica administrando fármacos denominados inmuno-supresores, no carentes de efectos adversos”. “En este campo”, prosigue, “disponemos de un futuro prometedor, con la   incorporación de los llamados medicamentos  ‘biológicos’”.

Del 22 al 28 de abril, Semana Mundial de la Alergia

La Organización Mundial de la Alergia (WAO, por sus siglas en inglés) ha elegido como eslogan para la Semana Mundial de la Alergia de este año ‘An itch that Rashes’ debido a la sensación de incomodidad y ansiedad que producen los picores.

La SEAIC se suma por octavo año consecutivo a esta iniciativa y realizará diversas actividades online para pacientes y profesionales con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la relación médico-paciente en el diagnóstico y tratamiento de esta patología.

 

Hay que lograr concienciar a la sociedad, a través de crear una red de pacientes que entiendan qué es vivir con esta patología a diario, que luchen por sus intereses y que sea reconocida y respetada por todos”, afirma Jaime Llaneza, presidente de la Asociación de Afectados por la Dermatitis Atópica (AADA) que, para él, “vivir con DA es vivir con un picor constante que no te deja disfrutar con normalidad de cosas más sencillas y cotidianas”.