Inicio ASP Pacientes de toda España dan las gracias al hombre que salvó sus...

Pacientes de toda España dan las gracias al hombre que salvó sus vidas, el Dr. Gerardo Prieto Bozano

Compartir

..Redacción.
El Dr. Gerardo Prieto Bozano, considerado el gastroenterólogo de referencia en España, cerró esta semana su trayectoria profesional tras 47 años ejerciendo su trabajando y para nada exagerado afirmar que salvando cientos de vidas de niños en los pasillos del Hospital La Paz.

Fundador de la Unidad de Rehabilitación Intestinal y Trasplante Multivisceral del Hospital La Paz, ha resultado vital para muchos pacientes de toda España, por ello, esos pacientes, antes niños y adolescentes que pasaron por las manos del Dr. Prieto Bozano, le regalaron en el “día de su retirada” un vídeo y un reportaje repasando toda una vida.

Como recoge un comunicado de NUPA (Asociación Española de ayuda a niños con trasplante multivisceral y afectados de fallo intestinal y nutrición parenteral), cuando esta asociación invitó al Dr. Gerardo Prieto al encuentro de familias vinculadas al fallo intestinal, su sorpresa fue tal ya que no esperaba para nada que durante la jornada fuese el protagonista absoluto, pero era tal la cantidad de personas que querían agradecerle su dedicación e implicación que fue imposible que el doctor no se emocionara.

Por las manos del Dr. Prieto han pasado cientos de niños con fallo intestinal que hoy, gracias a su compromiso, tienen una segunda oportunidad de vivir

Por las manos del Doctor Prieto han pasado cientos de niños con fallo intestinal que hoy, gracias a sus conocimientos y su compromiso, tienen una segunda oportunidad de vivir. Por ello, muchos de estos participaron activamente en el homenaje que NUPA organizó en el marco de un encuentro nacional de familias y pacientes con fallo intestinal.

“No recuerdo mi vida sin el doctor Prieto, él es mucho más que alguien de mi familia”

Entre los testimonios que emocionaron al Dr. Prieto se encuentra el de Rafi Romero, una mujer de 41 años, que seguramente es su paciente más antigua. “Vengo desde Granada para agradecerle que él fuera la única persona en este país dispuesto a luchar contra mi enfermedad cuando muchos otros médicos se habían ya dado la vuelta. No recuerdo mi vida sin el doctor Prieto, él es mucho más que alguien de mi familia”.

El cariño que le profesan tanto los niños, adolescentes, como los padres de esos niños es tan grande que incluso algunos de los padres cuyos hijos murieron no faltaron al homenaje. “Siempre fuimos conscientes de que nuestra hija Izarbe tenía una enfermedad rara, que la lista de espera de un trasplante es una carrera de fondo y que quizás nunca llegaría, pero el Doctor Prieto nos hizo el regalo más importante de nuestra vida: 10 meses de vida casi normal con nuestra pequeña en nuestra casa en Huesca”.

Esta semana puso punto y final a 47 años de trabajo y compromiso, 47 años en los que puso a disposicón de sus pacientes todos sus conocimentos. El homenaje al Dr. Gerardo Prieto Bozano es mucho más que merecido, es una obligación.