Inicio ASP Hasta 184.600 estudiantes de 14 a 18 años empezaron a fumar en...

Hasta 184.600 estudiantes de 14 a 18 años empezaron a fumar en 2016

Compartir

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha destacado los datos del consumo de tabaco en menores según la Encuesta sobre Uso de Drogas en Estudiantes de Enseñanzas Secundarias de 14 a 18 años de toda España (ESTUDES).

Los datos correspondientes a los años 2016-2017 desvelan que 184.600 estudiantes de 14 a 18 años empezaron a fumar en 2016, lo que supone 50.000 jóvenes más de los que lo hicieron en el año 2014. En cuanto a la edad media de inicio de consumo del tabaco se mantiene en 14 años, no existiendo diferencias significativas por sexo cuando se empieza a fumar, situándose en 53% en mujeres y en 47% en hombres.

En 2018 se han iniciado 50.000 jóvenes más que en 2014

Conscientes de esta realidad, la SEMG ha querido aprovechar el inicio en Valencia del XXV Congreso Nacional de Medicina General y de Familia -que coincide con la celebración, el 31 de mayo, del Día Mundial sin Tabaco- para realizar una actividad de educación sanitaria entre escolares con edades comprendidas entre los 13 y 14 años.

Taller Respira y aprende
El taller Respira y aprende tendrá como objetivo alertar a los jóvenes, cuya edad está considerada como de riesgo a la hora de empezar a fumar, sobre los efectos nocivos del tabaco, al mismo tiempo que se les trasladan mensajes de prevención de enfermedades respiratorias crónicas, muchas de ellas relacionadas con el tabaquismo.

Esta actividad de educación sanitaria se celebrará el miércoles 30 de mayo en el Colegio de Médicos de Valencia, donde los jóvenes participarán en la prueba Neumo-trivial, que planteará preguntas de creciente dificultad que serán respondidas con mensajes formativos.

Es decir, cada pregunta del concurso Respira y aprende llevará asociada una respuesta razonada sobre cuestiones de interés preventivo y terapéutico, con especial atención al tabaco por su importancia en la etiología o agravamiento de las principales enfermedades crónicas pulmonares y cardiovasculares.

Precisamente, este año el Día Mundial sin Tabaco está centrado en el impacto que el tabaco tiene sobre la salud cardiovascular. Concretamente, el tabaco es un factor de riesgo importante para el desarrollo de la enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular y la enfermedad vascular periférica