Inicio ASP Un 10 para los hospitales españoles

Un 10 para los hospitales españoles

Compartir

..Luis de Haro, director general de iSanidad.
Que el sistema sanitario español se venda como “el mejor de mundo” no quiere decir que lo sea. Hay gran cantidad de problemas como listas de espera, baja retribución de los profesionales, sobrecarga de tareas, pérdida de tiempo con tareas administrativas, agresiones… cuestiones que son evidentes y que necesitan resolución.

Sin embargo, lo que sucede en los hospitales españoles, en casi todos, es de “matrícula de honor”. La persona que se dé una vuelta por un hospital con la mirada abierta podrá descubrir las cosas tan maravillosas que suceden en cada planta gracias a los profesionales que allí habitan.

Lo que sucede en los hospitales españoles es de “matrícula de honor” gracias a los profesionales que allí habitan

Se atiende a pacientes con apendicitis, enfermedades oncológicas, con problemas de visión, hepatitis, insuficiencias cardiacas, roturas de ligamentos, roturas de caderas, con problemas psiquiátricos, respiratorios… enfermedades agudas y crónicas, y “todos” son atendidos. En muchos hay investigación, docencia, formación, protocolos de seguridad del paciente, habitaciones individuales, UCI’s y hasta cargadores por si te quedas sin batería en el móvil… un verdadero lujo.

Los hospitales representan ese avance tan increíble de la medicina. Hace 700 años una rotura de ligamentos de rodilla podía llevar a la muerte o a la exclusión social a un paciente, unas cataratas significaban ceguera para siempre y una genérica enfermedad del costado suponía una muerte segura. Hoy cada hospital podría escribir su “diario de milagros” con pacientes que se van del hospital con un “alta definitiva”.

Hoy cada hospital podría escribir su “diario de ha tmilagros”

Los avances tecnológicos son indudables, y la adaptación de los hospitales también. Cuando un hospital se queda sin luz, sin oxígeno o tiene un ataque cibernético tiene un protocolo de actuación, es decir, tienen una guía de cómo actuar para que el impacto sea lo menor posible. Nada es improvisado porque se ha tratado de pensar en todo.

Mucho más allá de las críticas que se pueden hacer por los sistemas de gestión, lo cierto es que un hospital en cada rincón de España es sinónimo de grandes profesionales y excelentes resultados. El objetivo es, al menos, mantener el nivel.