Inicio ASP Dra Virginia González: “El médico debe tener un seguro de responsabilidad civil...

Dra Virginia González: “El médico debe tener un seguro de responsabilidad civil propio independientemente del hospital”

Compartir

..Juan Pablo Ramírez/Cristina Cebrián.
En los últimos años las reclamaciones contra los profesionales sanitarios han experimentado un incremento. En el trasfondo surge una duda: ¿Están suficientemente cubiertos los médicos con el seguro de responsabilidad civil que les ofrece su hospital o su clínica”. Los expertos consideran que no. “El médico debe tener un seguro de responsabilidad civil propio independientemente de la clínica, del hospital, del centro, sea público o privado”, explica la Dra. Virgina González, pediatra de Neonatología en la UCI del Hospital Universitario Quironsalud y master en ‘Peritaje médico y valoración de daño corporal’ por la Universidad de Alcalá, en un nuevo coloquio organizado por iSanidad. Lo mejor de la Sanidad.

Se han dado casos de comunidades autónomas cuyos concursos para la contratación de seguros de responsabilidad civil para sus profesionales sanitarios han quedado desiertos

Se han dado casos de comunidades autónomas cuyos concursos para la contratación de seguros de responsabilidad civil para sus profesionales sanitarios han quedado desiertos. Es el caso de regiones como Murcia, Valencia y Andalucía. Durante estos meses, se han producido reclamaciones que han supuesto verdaderos quebraderos de cabeza. “El médico se ve inmerso en una vorágine de peritos, abogados, procuradores que en teoría debería poner el seguro público“, señala Juan Pablo Núñez, director de Desarrollo de Negocios de la correduría Uniteco Profesional. En el caso de que carezca de un seguro propio debe “afrontar dos juicios. Uno en el que tiene que defenderse de la demanda y otro para iniciar un proceso contra la administración para que le cubra esos costes. Si además, le imponen una fianza comienza otro proceso que es el de embargo. Con lo cual el médico se encontraría ante tres situaciones a las que tiene que hacer frente“.

Juan Pablo Núñez: El médico parte de la base que el hospital tiene una póliza. ¿Qué póliza es? ¿Quién ha negociado esa póliza? ¿Se ha negociado para proteger al médico o para proteger del hospital?

Muchas veces el problema puede surgir por la falta de información. Cuando un concurso queda desierto el médico no es consciente de la situación y cómo puede impactar en su vida profesional. “El médico parte de la base que el hospital tiene una póliza. ¿Qué póliza es? ¿Quién ha negociado esa póliza? ¿Se ha negociado para proteger al médico o para proteger del hospital? Estas pólizas tienen unos vencimientos que tienen que salir a concurso ¿Saben los médicos cuándo salen a concurso? ¿Sabemos si se queda vacío? ¿Las condiciones? ¿Si se queda desierto se lo comunican? ¿Sabe el médico dónde puede pedir el certificado de esa póliza? ¿Sabe quiénes son los abogados?

Aún en el caso de que el hospital cuente con su seguro en regla y de que la comunidad autónoma haya podido haya podido concluir con éxito el concursos los expertos insisten en que “la cobertura es mínima e insuficiente“, argumenta la Dra. González. Esta necesidad se hace más evidente en un contexto marcado por el incremento de las reclamaciones. “Cuando empecé a ejercer, nos decían que a cada profesional le iban a tocar tres o cuatro reclamaciones a lo largo de su vida profesional. Pero los que están terminando ahora Medicina se encontrarán con 10, 15 o más a lo largo de toda su vida“, insiste la experta en Peritaje médico y valoración de daño corporal.

Dra Virgina González: Cuando empecé a ejercer, nos decían que a cada profesional le iban a tocar tres o cuatro reclamaciones a lo largo de su vida profesional. Pero los que están terminando ahora Medicina se encontrarán con 10, 15 o más a lo largo de toda su vida”

Otro problema que identifican los expertos es el escaso inetrés que despierta la cuestión del seguro entre los profesionales. “No le preocupa de entrada, piensa que no le va a tocar y no sabe las condiciones de ese seguro. Pero después con la experiencia sabemos que son mínimas“, añade la Dra. González. Se da la circunstancia además de que profesionales consideran que no es necesario debido a su especialidad. “Quizás el mayor error de los médicos es pensar que no les va a tocar porque es radiólogo o anatomopatólogo y no tiene contacto con el paciente. Es un error. Puede caerle una reclamación a cualquier médico en su lugar de trabajo“, reitera la pediatra, quien insiste en la necesidad de “una asignatura de medicina legal en el último año de carrera

El mayor error de los médicos es pensar que no les va a tocar porque es radiólogo o anatomopatólogo y no tiene contacto con el paciente

Núñez subraya que la reclamación puede afectar al médico a tres niveles: el económico, el psicológico y el ético o moral. “Hablamos de cuantías pero hay que tener en cuenta facetas como los temas psicológicos. Una demanda por acoso sexual afecta directamente a la psicología del médico. Imagínese la situación que se encuentra en este caso un hombre en su vida familiar“, destaca el director de Desarrollo de Negocios de Uniteco Profesional. Pero se dan otras circunstancias que afectan a la esfera ética. “El médico se puede encontrar con situaciones en las que tiene que hacer una transfusión de sangre a un niño y resulta que la familia es de una determinada creencia. ¿Tiene que poner por encima las creencias religiosas o salvar una vida?“, afirma. Pero las dudas y dificultades se pueden encontrar también fuera del centro de trabajo. “Normalmente los seguros cubren cuando se encuentra en el centro de trabajo. De repente en la playa se encuentra con una persona que tiene una parada cardiorespiratoria. Se dan dos circunstancias, no tiene los recursos de su centro de trabajo pero el médico tiene el deber de socorro. ¿El seguro del centro cubre al médico cuando no está en su centro de trabajo? El médico se encuentra en la indefinición. Tiene menos de 10 segundos para tomar una decisión que le puede afectar el resto de su vida. No hablamos de 10.000 euros, sino de dos o tres millones de euros, una inhabilitación e incluso la posibilidad de entrar en la cárcel“.

Juan Pablo Núñez: “Una demanda por acoso sexual afecta directamente a la psicología del médico. Imagínese la situación que se encuentra en este caso un hombre en su vida familiar

¿Responsabilidad Civil en Atención Primaria?
Los médicos somos unos grandes desconocedores de este tema”, asegura la Dra. González. “No sabemos nada de este tema”, insiste. Núñez explica, además, que el médico se enfrenta no solo a demandas de elevadas cuantías, como les puede suceder a los cirujanos, también a cuestiones psicológicas. Las cuantías son solo un 33% de los factores a tener en cuenta. También hay pacientes que denuncian para lograr un enriquecimiento ilícito, para intentar llegar a un acuerdo económico con el médico.

Las demandas se reparten a partes iguales, 50% para Atención Especializada y 50% Atención Primaria, remarca González.

Las demandas se reparten a partes iguales, 50% para Atención Especializada y 50% Atención Primaria, remarca González

En cuanto a los requisitos con los que debe contar cualquier seguro de responsabilidad civil, Núñez destaca la experiencia y la necesidad de que el prestador del servicio entienda al profesional. “En un contrato, lo importante es la calidad y la calidez, y sobre todo cuáles son los motivos por los cuáles la otra parte quiere cumplir el contrato. Evidentemente a un médico se le da por supuesto de que va a poner todos sus esfuerzos, porque es vocacional. En ese sentido, es importante entenderlo. No se rigen por la ley de la oferta y la demanda como lo hacen los demás sectores. Si no se entiende ese problema y la empresa entra en la responsabilidad civil por un tema económico se va a salir del mercado porque va a perder dinero“.

La compañía no puede tratar al médico como un simple número. “O tienes un equipo de personas que va a defender no solo la parte económica, sino a dónde ataca, a la confianza. Si las personas que le defienden no le convencen de que tomó la decisión correcta, ese médico entra en una vorágine en la que llega a la conclusión de que a lo mejor no vale para su trabajo y hay pocas situaciones más peligrosas que enfrentarse a una cirugía en la que el equipo médico no tiene confianza“.

El abandono de algunas compañías está precisamente relacionado con la aplicación del nuevo baremo de tráfico. “La tendencia de crecimiento en las reclamaciones no es lineal sino exponencial. Con la aplicación del nuevo baremo, se ha multiplicado por cuatro las cantidades reclamadas. En el caso por ejemplo de una persona que se queda paralítica, la cuantía puede pasar de 600.000 euros o 1,2 millones a 4,8 millones de euros”.