Inicio ASP Sensores y telemedicina para recuperar la marcha tras un ictus

Sensores y telemedicina para recuperar la marcha tras un ictus

Compartir

La plataforma de medicina no presencial antari Home Care ayuda a la rehabilitación de personas que, tras un ictus, ven afectada su movilidad. Aplicada en el marco del proyecto europeo SwitHome, impulsado por el EIT Health (Instituto Europeo de Innovación y Tecnología), permite que los pacientes puedan llevarla a cabo en su hogar bajo la supervisión de un especialista.

A partir de los datos que registran los sensores de las plantillas “inteligentes” que lleva el paciente en sus zapatos tales como, presión en las distintas zonas, distancia del paso y entre los pies, etc., con una aplicación de Smartphone y la plataforma de medicina no presencial antari Home Care, el especialista monitoriza la evolución del paciente y va ajustando el plan de rehabilitación conforme a los resultados de su progreso. El sistema proporciona retroalimentación en tiempo real a los pacientes y datos al terapeuta para la supervisión del avance experimentado.

Las ventajas de una rehabilitación guiada y supervisada en el hogar son numerosas. Una de ellas es la motivación del paciente para seguir el tratamiento, ya que dispone de información en tiempo real sobre el trabajo que está realizando animándole a involucrarse en su recuperación. A la vez, al poder llevarla a cabo en su propia casa, bajo la supervisión del especialista, le ahorra esfuerzos de desplazamientos haciendo más confortable y cómodo el proceso.

La adherencia al tratamiento es una de las ventajas de una rehabilitación guiada y supervisada en el hogar

Personalización y ahorro de costes
En 2016 se registraron en toda Europa un total de 12 millones de personas afectadas por una apoplejía que necesitaban rehabilitación física para recuperar sus funciones motoras. SwitHome para la autorehabilitación en el hogar permite que las unidades de rehabilitación física puedan atender a un mayor número de personas con los mismos recursos humanos, manejando más datos que habilitan a los especialistas a personalizar las terapias, redundando en una mayor eficacia. Con la solución tecnológica que incorpora la plataforma de medicina no presencial, antari, paciente y profesional trabajan conjuntamente, cada uno en un lugar y con un seguimiento monitorizado de forma síncrona.

El precio medio de cada sesión de rehabilitación realizada en el centro especializado sumado al del transporte del paciente supera los 50 €. Con SwitHome, cada sesión llevada a cabo en en el hogar con atención especializada, en remoto y de forma síncrona, cuesta 15 € sin costes de transporte asociados. Ello impacta directamente en el gasto sanitario de los países y/o en la economía de las familias.

El precio medio de una sesión en el centro especializado es de 50€, por los 15€ en casa con SwitHome

Cabe destacar el hecho de que si bien las personas de mayor edad son quienes cuentan con más posibilidades de sufrir un infarto cerebral, en los últimos años cada vez más jóvenes también son víctimas de él. Factores como el sedentarismo, alcohol, tabaco, sobrepeso y colesterol o presión arterial alta lo propician. La detección precoz, y posteriormente una rehabilitación adecuada, son esenciales para superar el episodio con las menores secuelas posibles. Así, teniendo en cuenta que en 2035 el número de personas que sufrirá un ictus se habrá incrementado en un el 34%, según datos extraídos del informe La carga del accidente cardiovascular en Europa elaborado por especialistas del King´s College de Londres, se explica el apoyo de la Unión Europea a proyectos como SwitHome capaces de abordar la recuperación de estas personas.

La detección precoz, y posteriormente una rehabilitación adecuada, son esenciales para superar el episodio con las menores secuelas posibles

Liderado por la Asociación para la innovación y el desarrollo de Tecnológico y Científico Instituto Pedro Nunes (Coimbra), participan en el proyecto junto a GMV el Hospital Universitario de Groningen (Países Bajos), la Universidad de Coimbra y el centro de servicios asistenciales, docentes y de investigación Parc Sanitari Sant Joan de Déu (Barcelona).