Inicio ASP La Enfermedad Tromboembólica Venosa constituye la tercera causa de mortalidad cardiovascular en...

La Enfermedad Tromboembólica Venosa constituye la tercera causa de mortalidad cardiovascular en España

Compartir

..Flor Cid.
La Enfermedad Tromboembólica Venosa (ETV), patología íntimamente ligada a la edad del paciente, constituye la tercera causa de mortalidad cardiovascular en España, después del infarto de miocardio y del ictus. Aportar estos y otros datos relevantes en torno a la enfermedad ha sido el objetivo principal de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) con la celebración de su XIV Fórum de la Enfermedad Tromboembólica Venosa, que finaliza hoy en Barcelona, reuniendo a más de 300 especialistas en la materia. Durante el mismo, la Sociedad también ha presentado los estudios y proyectos de investigación llevados a cabo por su grupo de ETV.

Alerta a los síntomas: dolor de pecho, sensación de ahogo y palpitaciones
Algunos de los principales síntomas de la ETV son: dolor de pecho, sensación de ahogo, palpitaciones y presencia de esputos con sangre. Bien es cierto que, como señalan los expertos, en muchas ocasiones éstos son poco específicos y se solapan con otros procesos que padece el paciente. Por ello, resulta fundamental identificar los principales factores de riesgo y valorar la indicación de llevar a cabo tromboprofilaxis; también es preciso estar pendiente de síntomas tales como la hinchazón de una pierna, además de los previamente mencionados.

Entre los principales factores de riesgo de la ETV en la población española, cabe destacar la cirugía (29%), la inmovilización (25%) y el cáncer (11%). También cabe incluir el uso de un tratamiento de estrógenos. En lo que respecta al cáncer, los pacientes que padecen una ETV vinculada a un tumor tienen mayor probabilidad de sufrir los efectos adversos del tratamiento anticoagulante.

Entre los principales factores de riesgo de la ETV en la población española, cabe destacar la cirugía (29%), la inmovilización (25%) y el cáncer (11%)

No obstante, hay otras enfermedades muy prevalentes en ancianos que favorecen el desarrollo de la ETV, tales como la insuficiencia cardíaca, la bornconeumopatía crónica y el ictus. Además, es preciso prestar atención a otros procesos como las enfermedades autoinmunes (principalmente el Lupus Eritematoso Sistémico), que se asocian al desarrollo de trombosis venosa; sin dejar de mencionar el embarazo y el puerperio, situaciones que, sin constituir patologías, requieren que se les preste atención en este contexto.

Por su parte, una de las manifestaciones más frecuentes de la ETV es la embolia pulmonar, que afecta hasta el 48% de los pacientes con ETV. Ésta supone la presencia de trombos en las arterias pulmonares y puede causar la muerte, además de dejar secuelas como la hipertensión pulmonar crónica.

Una de las manifestaciones más frecuentes de la ETV es la embolia pulmonar, que afecta hasta el 48% de los pacientes con ETV

Heparina de bajo peso molecular, método eficaz para su prevención
Entre los principales métodos para la prevención de la ETV se encuentra el uso de la heparina de bajo peso molecular, que se aplica de manera muy estandarizada en pacientes que han sido intervenidos, y no tanto en aquellos que sufren inmovilidad, aspecto este último en el que es preciso avanzar.