Inicio ASP Madrid invierte casi 900.000 euros para que el Gregorio Marañón tenga la...

Madrid invierte casi 900.000 euros para que el Gregorio Marañón tenga la mejor tecnología en Radiología Intervencionista

Compartir

..Redacción.
809.974 euros, y es que esa es la cantidad que la Comunidad de Madrid ha invertido para la implantación  en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón del primer equipo que, de terapia guiada por imagen con interfaz intuitivo, por primera vez en España se instala en un servicio de Radiología Intervencionista. Además, el centro ha acometido obras de mejora en todo el área por un valor de 60.461 euros.

Como informa la Comunidad de Madrid, toda esta inversión ha permitido que el hospital cuente con la más alta tecnología médica en este campo en unas instalaciones totalmente reformadas.

El Hospital Gregorio Marañón trabaja ya con un equipo híbrido que permite la navegación avanzada en 3D, que, entre cuyas prestaciones, destaca que proporciona una alta calidad de imagen en dosis de radiografía ultra-bajas y el procesamiento de imágenes en tiempo real en diferentes lugares dentro de la sala de hemodinámica. El equipo permite al clínico realizar procedimientos complejos en un entorno fácil de manejar similar a una app, además abre la posibilidad de trabajar en paralelo y de programar otras tareas, con lo que esta tecnología ayuda a minimizar errores y a reducir aún más el tiempo de preparación y ejecución del procedimiento.

Esta tecnología permite al profesional disponer de mayor información y de tomar decisiones clínicas más seguras

Asimismo, gracias a las nuevas herramientas de fusión de imágenes obtenidas del paciente como, rayos o tomografía, el profesional, al disponer de mayor información puede tomar decisiones clínicas más seguras.

Con las cirugías mínimamente invasivas el centro hospitalario reduce las estancias hospitalarias para el paciente y optimiza tanto los recursos humanos como los tecnológicos.

Hablamos de Radiología Intervencionista, pero en ¿qué consiste? Constituye una disciplina de las llamadas ‘terapias mínimamente invasivas’, cuyo enfoque se centra en el diagnóstico y/o tratamiento de un amplio abanico de enfermedades a través de técnicas poco invasivas como son los rayos X, ecografías, resonancias magnéticas o tomografía computarizada. De esta forma, con la ayuda de una guía con un diámetro de tan solo 1-2 milímetros se introducen catéteres en los vasos sanguíneos u otras vías para guiarlos hasta la localización de la enfermedad y así poder ser tratada.

Se evitan cirugías abiertas y complejas y se aumenta la seguridad de las intervenciones

Para los pacientes, este tipo de procedimientos constituyen una gran ventaja, y es que se evitan cirugías abiertas y complejas, se disminuyen los riesgos de complicaciones y, por ende, se aumenta la seguridad de las intervenciones.

De esta forma, los profesionales del Hospital Gregorio Marañón, a través de una punción cutánea y guiados por la imagen, pueden tratar muy amplia variedad de situaciones clínicas y enfermedades, entre las que se encuentran procesos oncológicos (tumores hepáticos), hemorragias internas, abscesos y patología infecciosa biliar o urológica, complicaciones de la cirrosis o del trasplante renal o hepático, aneurismas y malformaciones vasculares, e implantación de catéteres para, por ejemplo, hemodiálisis, nutrición o quimioterapia.

El Hospital Gregorio Marañón es el primer centro de España cuya sección de Radiología Vascular e Intervencionista alcanza los 100.000 pacientes atendidos

La Sección de Radiología Vascular e Intervencionista del Hospital Gregorio Marañón, que este año ha cumplido ha cumplido 49 años -comenzó su andadura en 1969-, ha alcanzado ya los 100.000 pacientes atendidos por sus especialistas, lo que le convierte en el primer centro hospitalario en alcanzar esta cifra. Cuenta con una media superior a los 5.000 pacientes anuales, un 20% de ellos con carácter urgente, a los que ofrece todos los tratamientos y diagnósticos de esta disciplina médica, la Radiología Vascular e Intervencionista.