Inicio ASP Más de 4.000 casos de epilepsia en España son de carácter farmacorresistente

Más de 4.000 casos de epilepsia en España son de carácter farmacorresistente

Compartir

..Cristina Cebrián.
La epilepsia es una de las enfermedades neurológicas crónicas más frecuentes. En España unas 400.000 personas la padecen y se estima que cerca de 600.000 la sufrirán a lo largo de su vida, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Con respecto a cifras a nivel europeo, alrededor de seis millones de personas se ven afectadas por la epilepsia y 15 millones podrían padecerla en algún momento. Con motivo del Día Nacional de la Epilepsia, que se celebra este 24 de mayo, la SEN destaca los retos a los que se enfrenta la sociedad con respecto a esta enfermedad que se caracteriza por la presencia de crisis recurrentes que pueden producir, entre otras muchas manifestaciones, pérdida de conocimiento y convulsiones.

En el 20% de los pacientes que tienen crisis no controladas se producen errores de diagnóstico y también retrasos de hasta 10 años

“Los retos a los que se enfrenta la comunidad científica y sanitaria en el manejo de esta patología son frecuentes y variados, no obstante podríamos resumirlos en tres aspectos fundamentales: diagnóstico, control de las crisis y tratamiento”, comenta el Dr. Francisco Javier López, Coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la SEN.

Diagnosticar esta enfermedad no es sencillo, en el 20% de los pacientes que tienen crisis no controladas se producen errores de diagnóstico y también retrasos de hasta 10 años. Otro aspecto importante es que estas crisis en ocasiones no se aprecian, de hecho, hasta un 25% de ella pasan inadvertidas a los pacientes y familiares, por lo que puede existir una falsa percepción de control o de levedad de la enfermedad que genera graves repercusiones como accidentes, morbilidad, complicaciones psiquiátricas o déficit cognitivo.

Puede existir una falsa percepción de control o de levedad de la enfermedad que genera graves repercusiones como accidentes, morbilidad, complicaciones psiquiátricas o déficit cognitivo

Tras el ictus, ésta es la segunda causa de asistencia neurológica en emergencias, así como la segunda causa de consulta ambulatoria neurológica, después de las cefaleas, y la tercera causa neurológica de hospitalización, no sólo debida a la presencia de crisis epilépticas sino por los accidentes derivadas de éstas.

En cuanto al tratamiento, preocupa el hecho de que en España existen unos 100.000 casos de pacientes que presentan epilepsia farmacorresistente. Es decir, personas que no consiguen controlar sus crisis epilépticas después de haberse sometido al menos a dos tratamientos adecuados, en monoterapia o politerapia. Cada año se detectan en nuestro país entre 12.400 y 22.000 nuevos casos de epilepsia y de éstos, entre 4.000 y 6.000 serán farmacorresistentes. Aunque actualmente existen más de 25 medicamentos para el control de las crisis epilépticas, un 50% de los pacientes podrán controlarlas con un solo medicamento, un 25% va a necesitar cambiar a un segundo o un tercer tratamiento o incluso combinar varios y el 25% restante va a necesitar realizar de estudios complementarios más especializados  para poder acceder a terapias alternativas como la cirugía o técnicas de estimulación.

Cada año se detectan en nuestro país entre 12.400 y 22.000 nuevos casos de epilepsia y de éstos, entre 4.000 y 6.000 serán farmacorresistentes

El Dr. López destaca la importancia de realizar todas las pruebas necesarias para un correcto diagnóstico y afirma que “todos los pacientes con epilepsia farmacorresistente son candidatos a una evaluación detallada, tanto con fines diagnósticos de precisión como para otras alternativas terapéuticas. Sin embargo, por diferentes motivos, muchos pacientes no son derivados a unidades especializadas, llegando tan solo una pequeña proporción”. También destaca la importancia de que tanto niños como jóvenes y adultos deben someterse a revisiones con regularidad, “al menos una vez al año”.

Por otro lado, el error en el diagnóstico o la falta de control de la crisis disminuye la calidad de vida de los pacientes, aumenta la mortalidad y provoca un consumo inadecuado de medicamentos, algo que se traduce en mayores gastos sociosanitarios. El número de pacientes con discapacidad por epilepsia en edad activa en España es superior a las 26.000 personas y el coste medio anual de los recursos utilizados por un paciente farmacorresistente en se acerca a los 7.000€.

Dr. López: “Todos los pacientes con epilepsia farmacorresistente son candidatos a una evaluación detallada, tanto con fines diagnósticos de precisión como para otras alternativas terapéuticas. Sin embargo, por diferentes motivos, muchos pacientes no son derivados a unidades especializadas”

Además, entre los pacientes con epilepsia se observa una elevada incidencia de trastornos como depresión, déficit de atención, problemas de aprendizaje, alteraciones de conducta, etc. que hace que en un 70% de los casos, la enfermedad les afecte mucho o bastante a su calidad de vida, que más del 60% hayan visto afectado su rendimiento académico y que la tasa de paro para estas personas sea un 40% superior a la de las personas sanas.

La presencia de consultas monográficas en los hospitales es un factor clave para el buen diagnóstico y tratamiento de esta patología. Sin embargo, sólo el 33,8% de los hospitales españoles cuenta con esta unidad. Al igual que sólo un 7,9% tiene una unidad de cirugía de la epilepsia, casi todas presentes entre Madrid y Barcelona. “Por las dificultades que surgen en el diagnóstico y manejo de la epilepsia sería deseable la existencia de una consulta monográfica de epilepsia en todos los hospitales de tercer nivel, una unidad de epilepsia por cada millón a millón y medio de habitantes aproximadamente, o sea entre 31 y 47 centros en España y una unidad de cirugía de epilepsia por cada 2,5 – 4 millones de habitantes. Sin embargo, aún estamos lejos de cumplir este objetivo”, aclara el especialista.