Inicio ASP Gracias a los últimos avances, la radioterapia en el cáncer de mama...

Gracias a los últimos avances, la radioterapia en el cáncer de mama ha reducido sus efectos secundarios

Compartir

..Redacción.

Uno de cada cuatro pacientes de un servicio de oncología radioterápica padece cáncer de mama, segúna las cifras de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR).

Sería obviar la realidad el decir que la radioterapia no ha vivido un fuerte avance tecnológico en los últimos años, lo que le ha llevado a convertirse en una opción importante para tratar el cáncer de mama, gracias a la posibilidad de mejorar el control locorregional, disminuir el riesgo de producir metástasis y aumentar así la tasa de supervivencia de esta patología. Y es que así se ha puesto de manifiesto en el marco del V Simposio Internacional de Cáncer de mama que, organizado recientemente por la Fundación GenesisCare en colaboración con el Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, se dieron cita más de 200 especialistas nacionales e internacionales en Oncología Médica, Radioterápica, Ginecología, Patología Mamaria, Cirugía, Enfermería, Psico-Oncología y Fisioterapia, para analizar las técnicas diagnósticas y los avances terapéuticos del cáncer de mama.

La  radioterapia constituye un pilar fundamental para tratar el cáncer de mama; está indicada para el 80% de todos los pacientes como parte esencial del tratamiento conservador

Como explica el oncólogo radioterápico Philip Poortmans, jefe del departamento de Oncología Radioterápica en el Institut Curie en París y presidente de la Organización Europea de Cáncer (ECCO, por sus siglas en inglés), “la  radioterapia es un pilar fundamental en el tratamiento del cáncer de mama y está indicada para el 80% de todos los pacientes como parte esencial del tratamiento conservador o para mejorar los resultados si el paciente presenta ganglios linfáticos positivos tras la mastectomía”.

Este tratamiento, gracias a los últimos avances, ha reducido sus efectos secundarios de forma importante, y es que permiten “aumentar las posibilidades de individualizar y personalizar el tratamiento en base a los factores del tumor, las características del resto de los tratamientos, la edad, el perfil incluyendo molecular y las preferencias del paciente”, añade el Dr. Poortmans.

Nuevas tecnologías en el abordaje del cáncer de mama

En el encuentro se puso en alza la aplicación de las nuevas tecnologías en el abordaje del cáncer de mama, como el tratamiento hipofraccionado, que permite administrar dosis de radioterapia diarias en el tumor en menor número de sesiones de tratamiento con la máxima precisión y protegiendo los órganos sanos que están cercanos a la lesión. Al respecto, la doctora Graciela García, oncóloga radioterápica y coordinadora médica de GenesisCare Madrid en el Hospital San Francisco de Asís, vaticina que “los tratamientos de cáncer de mama van a tender a ser más cortos” y destaca que esta modalidad de tratamiento más “corto” presenta otra serie de beneficios, como reducir los desplazamientos del paciente a las unidades de tratamiento y, por ende, mejorar, su calidad de vida.

El V Simposio Internacional de Cáncer de mama abordó cómo diagnosticar, identificar los factores pronósticos y seleccionar la estrategia terapéutica más adecuada para este tipo de tumor;  al tiempo se presentaron diferentes casos clínicos que analizaron, entre otros aspectos, la resonancia magnética de estadiaje en el cáncer de mama o el papel de la biopsia líquida.

Conocer cada vez más la biología molecular del cáncer de mama será clave para adaptar el tratamiento que sea más específico, eficaz y menos tóxico

Una de las conclusiones de este encuentro, en palabras del doctor José Ángel García Sáenz, Responsable de la Unidad de Cáncer de Mama del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos y oncólogo médico en GenesisCare Madrid, Hospital San Francisco de Asís, es que “conocer cada vez más la biología molecular del cáncer de mama será clave para conseguir adaptar un tratamiento más específico, eficaz y menos tóxico”.

Finalmente, el Dr. Poortmans incidió en la importancia de extender el conocimiento de la radioterapia, ya no solo entre la sociedad en general, sino también en el ámbito universitario. En este sentido lamenta como “en la Universidad la formación sobre Oncología en general y, en concreto, sobre la radioterapia es muy escasa”, por ello considera que “es necesario incrementar el nivel de conocimiento de todos los médicos, incluyendo los especialistas, sobre la radioterapia porque se trata de una opción segura, con muchos beneficios y escasos efectos secundarios y riesgos a largo plazo”.