Inicio ASP La inversión en innovación y tecnología es clave para potenciar los datos...

La inversión en innovación y tecnología es clave para potenciar los datos del laboratorio

Compartir

..Cristina Cebrián.
El continuo cambio al que está sometido el sector salud supone un reto tanto para los profesionales sanitarios como para las empresas tecnológicas y de innovación a la hora de implementar nuevas aplicaciones que aporten valor en el sector. Desde la compañía estadounidense Abbott apostaron por aprovechar todo el potencial que tienen los datos de laboratorios clínicos para desarrollar soluciones personalizadas que mejoren el rendimiento del laboratorio. Mediante la herramienta AlinIQ recopilan gran cantidad de información con el fin de analizar y supervisar los datos obtenidos y poder detectar así esa información práctica que ayude a transformar la productividad de los laboratorios y, por tanto, aportar valor.

Isabel Llompart: “Debemos llevar a cabo una reinversión de todo lo que estamos haciendo, gastando y gestionando para trasladarlo a temas de innovación”

Más allá de la adecuación al paciente correcto, al test correcto y en el tiempo correcto, el servicio centrado en el paciente, la seguridad y sobre todo, la aportación de valor, hay que pensar, no sólo en disminuir costes, sino en gestionar mejor. Debemos llevar a cabo una reinversión de todo lo que estamos haciendo, gastando y gestionando para trasladarlo a temas de innovación”, explicó Isabel Llompart, coordinadora autonómica de la Red de Laboratorios de Baleares y jefa de servicio de Análisis Clínicos del Hospital Universitario Son Espases de Palma de Mallorca, durante unas jornadas dirigidas a jefes de laboratorio y profesionales organizada por Abbott. El objetivo es descubrir y dar una utilidad a todo el potencial oculto que tienen los datos en los laboratorios, para lograr la calidad asistencial deseada y que, en definitiva, revierte en la mejor atención al paciente.

En las últimas décadas, los laboratorios han experimentado el efecto de la innovación tecnológica, el acceso a nuevas pruebas diagnósticas, un empoderamiento del paciente y la práctica de la medicina defensiva. Todo ello ha propiciado un aumento de costes que se debe controlar. Según comenta la experta del Hospital Son Espases, en EEUU se estima que el 10% del gasto sanitario total corresponde al laboratorio clínico y, en España, estos costes suponen el 3% de cada alta hospitalaria. Esto significa que “el gerente nos obliga a gestionar muy bien los recursos que tenemos porque el tema de los presupuestos resulta fundamental y además es un tema de responsabilidad, independientemente de que el gerente quiera sacar adelante los presupuestos”, aclara Llompart.

Tanto los clínicos como los profesionales de los laboratorios deben asumir la responsabilidad de adecuar el gasto en beneficio de todos

Por otro lado, muchas veces se realizan pruebas diagnósticas que no aportan valor “y estamos, no solo aumentando el gastando y gastando mal, sino también estamos generando sin querer un daño a los pacientes que están sobre diagnosticados y sobre tratados, con los efectos secundarios que conlleva”, comenta la experta. De ahí que sea tan importante que, tanto los clínicos como los profesionales de los laboratorios, asuman la responsabilidad de adecuar el gasto en beneficio de todos. Para ello, se hace necesario utilizar herramientas de medición de costes y extraer indicadores para analizar cada situación.

Calidad de la información
En este sentido, Aliniq es una herramienta que permite obtener información que permita tomar decisiones de manera fácil y práctica. Además, la información que aporta es superior a la que se puede obtener de otras plataformas ligadas al LIS (Sistema de Información de Laboratorio). Daniel Morell, del Servicio de Análisis Clínicos del Hospital Universitario Son Espases, defiende que la integración de esta herramienta supone un salto cualitativo en el ciclo de calidad del laboratorio.

Daniel Morell: “Se trata de obtener una mejora precoz, esto es, adelantarnos a las cosas, que es algo que desde el laboratorio a veces nos cuesta”

Estamos muy acostumbrados al ciclo de la calidad y esta es una solución más que nos permite identificar todo aquello que puedo y quiero registrar para controlarlo, de forma sencilla y para ganar tiempo”, comenta Morell y aclara que se trata de obtener una mejora precoz, esto es, “adelantarnos a las cosas, que es algo que desde el laboratorio a veces nos cuesta”, concluye. Un claro ejemplo para poner en práctica esta medida es el cambio en los turnos de laboratorio de urgencias, con el objetivo de ganar tiempo y reinvertirlo. La herramienta Aliniq también permite estudiar el uso de analizadores para las pruebas urgentes, analizar la productividad por sectores y medir el coste por carga de trabajo, adecuar la capacidad de gestión de recursos humanos, analizar la demanda recibida del resto de hospitales y estudiar también la demanda para la vitamina D.