Inicio ASP El Congreso de SEMG pone el foco en los bulos, la violencia...

El Congreso de SEMG pone el foco en los bulos, la violencia de género y el tabaco

Compartir

..Juan Pablo Ramírez.
El 25º Congreso de la Sociedad Española de de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha fijado la atención sobre tres grandes temas a los que debe enfrentarse el médico de atención primaria en su consulta: las noticias falsas en internet, la violencia de género y los problemas derivados del consumo de tabaco.

La SEMG forma parte de la iniciativa #SaludsinBulos, que coordina el periodista Carlos Mateos. Las noticias falsas más comunes están relacionadas con el cáncer y con las vacunas. El colectivo antivacunas ha venido denunciando en los últimos años que “las vacunas producen efectos secundarios graves como el autismo“. El mensaje ha calado en determinados estratos de la población. En países como Italia, Francia o Noruega han bajado tasas de vaunación. Incluso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha hecho eco de estos rumores. “El estudio en el que se basan los antivacunas ya se ha demostrado que es falso”, insistió Mateos.

El coordinador de la iniciativa subrayó que estos colectivos no suelen informarse a través de los medios de comunicación convencionales sino a través de redes sociales, en grupos cerrados, a los que resulta difícil acceder. El perfil de antivacunas suele ser una “persona con estudios universitarios y acceso a las redes sociales“, según un estudio que se ha llevado en México.

El coordinador de #SaludsinBulos, Carlos Mateos, subrayó que estos colectivos no suelen informarse a través de los medios de comunicación convencionales sino a través de redes sociales, en grupos cerrados

Mateos subrayó que esta circunstancia se produce por “la pérdida de confianza en el médico” y propone como solución indentificar las páginas webs con desinformación y formar más a la población. El experto propone además que el profesional indique al paciente páginas con información veraz y contratadas y que le ayuden a resolver sus dudas.

Violencia de género

El médico de familia quiere jugar “un papel fundamental” contra la violencia de género. “Si medicalizamos los síntomas, sin haber detectado la presencia de malos tratos, contribuimos a la opacidad de la violencia y a la cronificación del problema”, señaló la doctora Marina Tourné, médico de Familia y subdirectora de Continuidad Asistencial en el Servicio Murciano de Salud, durante el Congreso de la SEMG.

Un elemento que podría ayudar al médico a detectar un posible casos de malos tratos es “la heperfrecuentación no justificada”, afirmó el el Dr. Lorenzo Armenteros

Un elemento que podría ayudar al médico a detectar un posible casos de malos tratos es “la heperfrecuentación no justificada“, afirmó el el Dr. Lorenzo Armenteros. “Vemos que hay algo detrás como una petición de ayuda no solicitada. tenemos que ser sensibles y ahondar en ello“, añadió. Otra circunstancia podría ayudar al médico a detectar este problema. En multitud de ocasiones estas mujeres acuden a la consulta con sus parejas. La actitud del varón puede servir para prever una agresión.

El Dr. Armenteros subrayó que en la actualidad existe un protocolo del Ministerio de Sanidad y “guías en todas las comunidades autónomas de cómo actuar una vez detectado un caso de violencia“, explicó. Lo que echa en falta el especialista son “herramientas de cómo detectar actitudes o signos de tipo clínico consecuencia de violencia de género“.

Tabaquismo

El tercer punto es el tabaquismo. El Dr. Andrés Zamorano, del Grupo de Respiratorio de la SEMG, subrayó que “hay que incidir más en la edad en la que se empieza a fumar” para cumplir el reto de la Organización de la Salud (OMS) que prevé que para 2040 haya solo un 5% de fumadores. “Es complicado”, estimó.

En un contexto marcado por el cigarro electrónico el Dr. Zamorano advirtió de que no ha demostrado eficacia “para dejar de fuma” y produce los mismos perjuicios para la salud debido a la nicotina y a las sustancias que contiene. No obstante, se ha constado un repunte de tiendas de cigarros electrónicos después de una fuerte caída. El número de establecimientos era de alrededor de 3.000 en 2013. En 2015 se situó en 150 y en 2017 se haya en 400.