Inicio ASP Cardiólogos del Hospital Puerta de Hierro utilizan una técnica pionera para reparar...

Cardiólogos del Hospital Puerta de Hierro utilizan una técnica pionera para reparar la válvula tricúspide

Compartir

..Redacción.
Un equipo de cardiólogos hemodinamistas del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda ha llevado a cabo una intervención pionera con lo que han conseguido reparar la válvula tricúspide de una paciente mediante la implantación de un MitraClip. Se trata de una intervención mínimamente invasiva que consigue reparar esta dolencia que, en un gran número de casos, no tiene tratamiento quirúrgico.

La insuficiencia de la válvula tricúspide, que también se conoce como la ‘válvula olvidada’ es una enfermedad que afecta a la válvula tricúspide del corazón que divide la aurícula derecha y el ventrículo derecho. En una persona sana el flujo normal del corazón debe ir de aurícula a ventrículo y la válvula tricúspide debe impedir que la sangre retorne a la aurícula. Este proceso se altera en las personas con insuficiencia tricúspide porque la válvula no ejerce su función y se produce un reflujo de sangre desde el ventrículo a la aurícula.

La intervención tiene una duración de aproximadamente dos horas y consiste en avanzar con un ‘clip’ mitral hasta el corazón a través de un catéter que se introduce en la vena femoral

Esta patología produce a los pacientes que la padecen un deterioro muy importante de su calidad de vida. El tratamiento que reciben es principalmente médico y en muchos de los casos esta dolencia no es subsanable mediante una intervención quirúrgica por el alto riesgo que comporta, de ahí la importancia de esta técnica. La intervención tiene una duración de aproximadamente dos horas y consiste en avanzar con un ‘clip’ mitral hasta el corazón a través de un catéter que se introduce en la vena femoral y una vez que se orienta hacia la válvula tricúspide sujeta físicamente dos de los tres velos de la válvula, lo que hace que se acerquen disminuyendo el problema físico de reflujo ventrículo-auricular.

Los síntomas de la insuficiencia tricuspídea grave incluyen fatiga, distensión abdominal y anorexia

La insuficiencia tricuspídea no suele producir síntomas, pero algunos pacientes presentan pulsaciones cervicales generadas por el aumento de las presiones yugulares. Los síntomas de la insuficiencia tricuspídea grave incluyen fatiga, distensión abdominal y anorexia. Los pacientes también pueden desarrollar síntomas de fibrilación auricular o de aleteo auricular.

Los signos de la insuficiencia tricuspídea entre moderada y grave incluyen la distensión de la vena yugular, con una onda c-v fusionada prominente y un valle y escarpado, y en ocasiones hepatomegalia y edema periférico. En la insuficiencia tricuspídea grave, puede palparse un frémito de la vena yugular derecha, y también una pulsación hepática durante la sístole y un latido ventricular derecho en el extremo inferior del borde esternal izquierdo