Inicio ASP SEDISA quiere una gestión más sostenible de los residuos plásticos en los...

SEDISA quiere una gestión más sostenible de los residuos plásticos en los centros sanitarios

Compartir

..Cristina Cebrián.
Los residuos plásticos se han convertido en una de las principales amenazas de nuestra sociedad actual. De hecho, cada trabajador en España utiliza una media de 400 vasos desechables al año, según explica Anna Rodríguez Cala, directora de Estrategia del Institut Català de la Salut (ICS) y del Institut Català d’ Oncologia (ICO) y responsable del Comité de RSC y Ética de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA). “Si hacemos pequeñas acciones podemos contribuir a reducir la cantidad de residuos plásticos que generamos”, comenta.

Anna Rodríguez: “Las organizaciones deben tener un compromiso con la concienciación sobre el medioambiente a sus trabajadores y con la gestión responsable sobre este tema”

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra cada 5 de junio, el Comité de RSC y Ética de SEDISA busca sensibilizar a la población y a los profesionales sanitarios sobre la importancia de hacer en los centros sanitarios una gestión más sostenible, “de la que el compromiso con el medio ambiente, que incluya un plan de gestión de residuos, sistema de gestión medioambiental, optimización del uso de agua, etcétera, forma parte”, explica Rodríguez Cala. Este año, la conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente se ha centrado en el plástico, bajo el lema ‘Sin contaminación por plástico’, con el fin de hacer un llamamiento a la población en favor de un uso responsable de este material para lograr un planeta libre de contaminación por plástico.

Desde el ámbito sanitario, “las organizaciones deben tener un compromiso con la concienciación sobre el medioambiente a sus trabajadores y con la gestión responsable sobre este tema”, apunta la responsable del Comité de RSC y Ética de SEDISA y pone de relieve medidas sencillas que pueden ayudar mucho, como “reutilizar envases de vidrio, no utilizar menajes de plásticos, evitar utilizar pajitas, usar botellas y vasos reutilizables y utilizar envases de cartón”. Desde la organización también señalan la importancia de implementar estas medidas en las organizaciones sanitarias, “como una táctica en el marco estratégico de la RSC y la gestión responsable y sostenible con el medio ambiente”.

En algunos hospitales se están cambiando los sueros de plástico por botellas de vidrio y ya se utilizan también biberones de vidrio

Medidas desde los hospitales
En algunos hospitales españoles ya se están llevando a cabo medidas para reducir este tipo de contaminación, por ejemplo se están cambiando los sueros de plástico por botellas de vidrio y ya se utilizan también biberones de vidrio. Desde el Complejo Hospitalario de Jaén se ha organizado un taller de reciclaje con niños para dar impulso a la campaña medioambiental ‘Las 3 erres’ (reducir, reutilizar y reciclar) que lanzó el Servicio Andaluz de Salud (SAS) para implantar políticas que reduzcan el impacto ambiental de sus centros y ayuden a alcanzar un mayor grado de sensibilización, responsabilidad y concienciación de sus profesionales y usuarios sobre la necesidad de proteger y preservar el medio ambiente.

El directivo de la salud debe tener un compromiso con la sostenibilidad del sistema o de la institución de la que forma parte

Desde la sanidad privada también apuestan por este tipo de medidas y ejemplo de ello es el proyecto del Grupo HLA y la ONG AMMA, “Regala un árbol”, con el que el grupo donará un árbol por cada bebé nacido desde el 4 al 10 de junio y, si los padres lo desean, podrán seguir la evolución del mismo e incluso ir a visitarlo.

Responsabilidad Social Corporativa
La visión de la RSC en el ámbito sanitario debe establecerse como un compromiso de colaboración entre todos los agentes del sector. La Comisión Europea lo define como “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y en sus relaciones con sus interlocutores”. Por esto, Rodríguez Cala señala que “la RSC se debe configurar como una manera de repensar el papel de la empresa en la sociedad, incorporando como elemento vertebrador una perspectiva de gobernanza y de sostenibilidad. Así, debe estar integrada en la visión de la empresa, en su estrategia global y en el diálogo con los diferentes actores involucrados”.

El directivo de la salud es el profesional responsable de dirigir a los diferentes equipos de un centro sanitario implicados en la atención sanitaria, “asegurando la calidad de la prestación y la eficiencia en la gestión de los recursos humanos y materiales, lo que infiere su compromiso con la sostenibilidad del sistema o de la institución de la que forma parte. Para ello, resulta determinante garantizar la profesionalización de la función directiva y la de los profesionales que la desarrollan”, concluye la experta de SEDISA.