Inicio ASP La nueva medicina de precisión llega de la mano de los medicamentos...

La nueva medicina de precisión llega de la mano de los medicamentos innovadores

Compartir

..Flor Cid.
Las actuales terapias innovadoras han mostrado grandes resultados en la lucha contra la enfermedad y a favor del cuidado de la salud. Soluciones a patologías como la Hepatitis C, que antes no tenían cura; enfermedades mortales que ahora son crónicas, tales como el sida; y mejoras en la tasa de supervivecia de los pacientes con cáncer; constituyen algunos ejemplos clave de avances alcanzados gracias al actual modelo de investigación y el desarrollo de nuevos fármacos.

Se trata de la I+D biomédica, modelo de éxito que se caracteriza por ser cada vez más abierto y colaborativo, y que se basa en las grandes inversiones de la industria farmacéutica, escenario donde también es necesaria la protección de la propiedad industrial. En este escenario, y durante todo el transcurso de la historia de la humanidad, el protagonista indiscutible es el medicamento innovador. Para situar a la medicina a las puertas de la conocida como medicina de precisión, ha resultado imprescindible el avance de la genómica y la proteómica; esta modalidad de medicina desarrolla terapias moleculares, genéticas y celulares que se hacen realidad a través de tratamientos específicos para pacientes concretos.

La I+D biomédica es un modelo de éxito que se caracteriza por ser cada vez más abierto y colaborativo. Se basa en las grandes inversiones de la industria farmacéutica, escenario donde también es necesaria la protección de la propiedad industrial

Investigadores, profesionales sanitarios, evaluadores y representantes de las organizaciones de pacientes y de la industria farmacéutica, unidos en la jornada de ‘Innovación biomédica’
Para tratar todos estos aspectos, investigadores, profesionales sanitarios, evaluadores y representantes de las organizaciones de pacientes y de la industria farmacéutica se han dado cita durante la jornada de ‘Innovación biomédica’, organizada por Farmaindustria en Madrid, en el marco de la iniciativa europea #WeWontRest.

Para el presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo, nos encontramos en un momento histórico, marcado por una revolución en biotecnología “que está reimaginando la medicina a través de nuevas terapias moleculares, genéticas y celulares“. El experto ha indicado que esto está derivado en una transformación en la evolución de las enfermedades y de la propia vida de los pacientes. Acebillo ha hecho referencia a la reducción del 20% de las muertes por cáncer en los últimos 25 años, y también ha recordado la caída experimentada en los fallecimientos a causa de patologías cardiovasculares, en hasta un 37%. Además, este nuevo escenario ha tenido efecto sobre las enfermedades reumáticas y autoinmunes, sobre patologías como el sida, y sobre enfermedades como la Hepatitis C.

La industria farmacéutica invierte cada año más de 35.000 millones de euros en I+D a nivel europeo
La industria farmacéutica invierte de manera anual más de 35.000 millones de euros en I+D a nivel europeo, donde involucra a más de 100.000 profesionales, el 17% de su plantilla, en estas funciones. Un gran esfuerzo que se enmarca en el horizonte de ente 10 y 12 años de investigación que requiere el descubrimiento y desarrollo de un nuevo medicamento, con un coste de más de 2.400 millones de euros. Por su parte, se trata de un marco de riesgo donde solo uno de cada 10.000 compuestos en investigación llega a comercializarse como un nuevo medicamento, y solo tres de cada diez recuperan lo invertido en su desarrollo.

Solo uno de cada 10.000 compuestos en investigación llega a comercializarse como un nuevo medicamento, y solo tres de cada diez recuperan lo invertido en su desarrollo

El presidente de Farmaindustria ha recordado que estamos ante un modelo de éxito, mejorable, y donde la investigación biomédica actual se caracteriza por ser abierta, colaborativa e internacional. Ha destacado el papel impulsor de la industria farmacéutica tanto con hospitales como con centros de investigación en todo el mundo, “lo que la convierte en el gran dinamizador del tejido investigador biomédico a nivel global”, ha señalado.

La investigación biomédica actual se caracteriza por ser abierta, colaborativa e internacional

Una de las claves para alcanzar los objetivos deseados pasa por avanzar en la medición de los resultados en salud de las innovaciones, que ha de ir de la mano de la transformación digital. Y es que “el Big Data está aquí y va a transformar de forma radical los procesos de gestión y de decisión y, por tanto, la eficiencia del sistema sanitario en todo el mundo”, ha indicado Acebillo.

Otro de los retos destacados durante la jornada ha sido la necesidad de considerar a la innovación como una inversión, no como un gasto ya que, de hecho, será la solución para asegurar la sostenibilidad del sistema.