Inicio ASP Estudio revela que la inflamación de la artritis reumatoide se dirige no...

Estudio revela que la inflamación de la artritis reumatoide se dirige no sólo a las articulaciones, también al cerebro

Compartir

..Redacción.
La inflamación de la artritis reumatoide se dirige también al cerebro y no sólo a las articulaciones, y es que así se concluye de una investigación llevada a cabo por científicos del Centro de Investigación del Dolor Crónico y la Fatiga de la Medicina de Michigan (Estados Unidos).

La investigación, liderada por el Doctor Neil Basu, de la Universidad de Aberdeen (Escocia), y de la que se ha hecho eco la revista Nature Communications, muestra como los expertos utilizaron datos de 54 pacientes con artritis reumatoide.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que afecta desde la edad juvenil hasta a mayores de 90 años

Caracterizada por la inflamación y la progresiva destrucción de las articulaciones, la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que afecta desde la edad juvenil hasta a mayores de 90 años, aunque es más frecuente su aparición en las décadas tercera y cuarta de la vida.

Utilizando neuroimágenes funcionales y estructurales del conjunto de datos al inicio y durante seis meses, se examinó si los niveles más altos de inflamación periférica se asociaron con la conectividad y la estructura del cerebro de los pacientes. “Tomamos los niveles de inflamación en su sangre periférica, tal como lo haría clínicamente un reumatólogo para controlar la gravedad de su enfermedad y encontramos resultados consistentes en un par de áreas del cerebro que se conectaban a varias redes cerebrales”, afirma el doctor. “Seis meses después volvimos a mirar y observamos patrones similares, si bien esta replicación de los resultados no es tan común en los estudios de neuroimágenes”, añaden los expertos.

Una vez hallado este dato, Chelsea Kaplan, investigadora de anestesiología en Michigan Medicine, examinó la conectividad funcional de 264 regiones del cerebro, detectando un incremento en los patrones de conectividad en los pacientes que experimentan niveles elevados de inflamación. “Todo esto nos ha mostrado que el cerebro no funciona de forma aislada y que la inflamación que observamos en la periferia puede estar alterando conexiones funcionales del cerebro y desempeñando un papel en algunos de los síntomas cognitivos que se producen en la artritis reumatoide”, afirman los expertos, por ello que consideran que el futuro objetivo de las vías inflamatorias centrales “puede mejorar en gran medida la calidad de vida de los pacientes con artritis reumatoide y potencialmente otros trastornos inflamatorios crónicos”.

La artritis reumatoide afecta a más de 23 millones de personas en el mundo; en España a más de 230.000 personas

En el mundo la artritis reumatoide afecta a más de 23 millones de personas. Aproximadamente en España afecta a más de 230.000 personas, de los cuales aproximadamente el 10% no responde a los tratamientos disponibles ni a las terapias existentes. Es una patología que produce importantes costes directos (derivados de la atención sanitaria y uso de fármacos) e indirectos (bajas laborales, impacto en calidad de vida de los pacientes…). En distintos estudios se ha demostrado que el control estrecho de la enfermedad mejora o disminuye la presencia de determinadas comorbilidades, como el riesgo cardiovascular o la depresión.

Artículos relacionados