Inicio ASP DDW, un centro de investigación de GSK contra las enfermedades olvidadas de...

DDW, un centro de investigación de GSK contra las enfermedades olvidadas de los países en desarrollo

Compartir

..Juan Pablo Ramírez/Cristina Cebrián.
El acceso a los medicamentos en todo el mundo es una de las principales preocupaciones de la Organización Mundial de la Salud. El problema se agrava en los países en desarrollo. La industria farmacéutica trata de dar respuesta a esta situación en las poblaciones más desfavorecidas. Un ejemplo es el centro de investigación Diseases of the Developing World (DDW) que la compañía farmacéutica GSK tiene en la localidad madrileña de Tres Cantos. Su trabajo de investigación se dirige a tres enfermedades concretas: la malaria, la tuberculosis y los kinetoplástidos, como la leishmaniasis, chagas y la enfermedad del sueño. “Todas son enfermedades que afectan a países en desarrollo“, señala el Dr. José María Fiandor, director de este centro basado en un modelo de innovación abierta.

Los estudios de investigación que se llevan a cabo desde que el centro abrió sus puertas en 2001 se han materializado en proyectos concretos. El proceso transcurre desde las fases preclínicas hasta la prueba de concepto en fase II. “GSK está a punto de lanzar un producto contra malaria causada por plasmodium vivax denominado taferoquina. En tuberculosis tenemos dos productos que han entrado en fase clínica. En leishmaniasis  contamos recientemente con dos productos que son candidatos preclínicos y que esperamos que el año próximo puedan comenzar los ensayos en seres humanos. En chagas nos quedamos un poco más retrasados porque es el último que hemos comenzado“, relata el Dr. Fiandor. En concreto, el centro cuenta con 15 patentes disponibles en WIPO Re:Search.

DDW colabora con tres ONG: Medicines for Malaria Venture,
TB Alliance para tuberculosis y la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas

Este modelo de innovación abierta se basa en tres pilares. En primer lugar, licencias gratuitas de patentes siempre que se utilicen para investigar en estas enfermedades y dentro del marco de comercialización de los países en desarrollo. Un modelo de Open Source por el que GSK comparte sus conocimientos sobre estas enfermedades a través de revistas científicas y bases de datos públicas. “Enseñamos nuestra colección de dos millones de productos que se evaluaron frente a estos parásitos. Se identificaron lo que llamamos las boxes. La malaria box incluye los productos que tienen actividad frente a este parásito. Se publicaron y están a disposición de la comunidad científica. En tuberculosis y en kinetoplástidos también también se hizo y se publicó“, explica el Dr. Fiandor. En el caso de los kinetoplástidos, se identificaron 600 moléculas que podrían ser de utilidad como punto de partida para proyectos de Drug Discovery frente a tres parásitos: L.donovani (leishmania visceral), T.cruzi (chagas) y T.brucei (enfermedad del sueño).

Y por último la Tres Cantos Open Lab Foundation que, con un fondo inicial de 6,7 millones de euros, concede financiación y ayudas a instituciones públicas y privadas de todo el mundo para trabajar en sus proyectos en el centro DDW. “Se creó una fundación sin ánimo de lucro e independiente para facilitar que investigadores de todo el mundo vinieran  atrabajar con nosotros“, añade el director del centro. Desde 2010 se han valorado más de 200 proyectos y aprobado más de 80. Dos criterios mandan en la selección: “Tiene que ser para trabajar en estas enfermedades y que el proyecto se vea beneficiado de esa interacción“.

En la actualidad, 15 científicos internacionales trabajan en proyectos financiados por el Tres cantos Open Lab Foundation en colaboración con los 140 investigadores del DDW. “Normalmente una estancia suele ser entre uno y dos años. A veces se extiende un poco más por otros más. Es investigación y muchas veces los plazos no son fáciles de predecir“, subraya el Dr Fiandor.

Tres Cantos Open Lab Foundation que, con un fondo inicial de 6,7 millones de euros, concede financiación y ayudas a instituciones públicas y privadas de todo el mundo para trabajar en sus proyectos en el centro DDW

Dentro de este trabajo de I+D, DDW colabora con tres organizaciones no gubernamentales orientadas a estas enfermedades: Medicines for Malaria Venture (MMV), TB Alliance para tuberculosis y la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDI, por sus siglas en inglés). Los acuerdos no se reducen a ONG, existen también convenios con con universidades, centros académicos nacionales e internacionales, hospitales, instituciones como la Fundación Gates o la Fundación Wellcome, incluso con otras compañías farmacéuticas. La colaboración con MMV se remonta a dos años antes del nacimiento del DDW. En 1999, I+D Tres Cantos firmó un acuerdo  de colaboración con la Universidad de Bristol y esta ONG.

Estas enfermedades están ampliamente extendidas. El riesgo de la malaria se cierne sobre 2.400 millones de personas en todo el mundo, alrededor del 40% de la población mundial, y ocasiona un millón de muertes al año. La tuberculosis provoca dos millones de fallecimientos y es la  causa de 36 millones de años de discapacidad anual.