Inicio ASP Los trastornos del sueño pueden tener un componente genético

Los trastornos del sueño pueden tener un componente genético

Compartir

..J.P.R.
Gran parte de los trastornos del sueño pueden estar provocados por una mutación genética. Una variante del gen CRY1 estaría relacionado con un retraso en el reloj biológico o síndrome de la fase de sueño retrasada. Son el centro de las investigaciones del Dr. Paul W. Young que el año pasado recibió el Premio Nobel de Medicina por este trabajo.

La Fundación Fernández Cruz quiso también reconocer su trabajo durante la XXXVII Lección Memorial en el Hospital Clínico San Carlos, con la entrega de un premio de la mano del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, y del presidente de la Fundación Fernández-Cruz, Arturo Fernández-Cruz, por su contribución al entendimiento del envejecimiento gracias a sus trabajos sobre los ritmos circadianos.

Tendría importantes aplicaciones en trastornos del sueño, del humor o metabólicos e incluso analizar los retos que plantean los turnos de noche en el trabajo

El Dr. Young identificó las mutaciones de genes que alteran la capacidad de la mosca de la fruta Drosophila melanogaster de modular de forma adecuada su reloj interno para adaptarse a cambios en el entorno. A partir de aquí logró definir sus mecanismos bioquímicos. La investigación permitirá tener una visión de cómo el cerebro traduce las señales del entorno en una conducta modificada, lo que tendría importantes aplicaciones en trastornos del sueño, del humor o metabólicos e incluso analizar los retos que plantean los turnos de noche en el trabajo. “Son algo nuevo para la sociedad, hasta hace relativamente poco no sabíamos que el cuerpo tenía ritmos”, señaló el Dr. Young.

La incidencia de este síndrome es del 5% en Estados Unidos y “uno de cada 75 europeos es portador de una mutación genética responsable de los trastornos del sueño”, subrayó el Dr. Young durante su intervención. “Hay que pensar que tenemos órganos que van a prestar atención a los horarios de las comidas, pero también van a estar pendientes de la luz del sol”, añadió el científico. En el caso del jet lag, advirtió de adaptarse cuanto antes a los horarios y ritmos del país de destino.

El Dr. Paul W. Young recomendó a los médicos hacer en este tipo de pacientes “preguntas genéticas”

Este trastorno presenta retos en la consulta para los profesionales de la medicina. El Dr. Young recomendó a los médicos hacer en estos casos “preguntas genéticas”.

El presidente de la Fundación Fernández-Cruz, Arturo Fernández-Cruz, ha destacado que “todo lo que ocurre a nuestro alrededor, nos influye. Cada célula sufre 10.000 lesiones diarias, pero tenemos mecanismos de protección, que son los telómeros, por ejemplo. La medicina ya no es de precisión, es de hiperprecisión. Y gracias a ello, creo que es posible el aumento de la longevidad y por qué no, en que la muerte sea una anécdota”