Inicio Perlas asistenciales Niños expuestos al tabaco en el embarazo o al poco de nacer...

Niños expuestos al tabaco en el embarazo o al poco de nacer tienen el doble de riesgo de pérdida auditiva

Compartir

..Redacción.
Los niños que han estado expuestos al humo del tabaco durante el embarazo, o al poco de nacer, presentan el doble de riesgo de pérdida de audición, en comparación con los que no estuvieron expuestos al mismo. Y es que así se se desprende de un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Kyoto (Japón).

La investigación, publicada en la revista Paediatric and Perinatal Epidemiology, revela que los científicos examinaron datos de un total de 50.734 niños nacidos entre 2004 y 2010 en la ciudad de Kobe (Japón). En general, alrededor del 4% de estos niños estuvieron expuestos al consumo de tabaco durante el embarazo o la infancia, y aproximadamente el 1% en ambos períodos.

Los investigadores evaluaron la audición de los niños utilizando lo que se conoce como la llamada prueba de susurros

Los investigadores evaluaron la audición de los niños utilizando lo que se conoce como la llamada prueba de susurros. Para estas pruebas, las madres se situan detrás de sus hijos para evitar la lectura de labios, luego susurraron una palabra mientras los niños tenían un oído cubierto. Las pruebas de audición realizadas cuando los niños tenían 3 años de edad mostraron que el 4,6%de los niños tenían pérdida auditiva.

Pormenorizadamente, los que habían estado expuestos al tabaco durante el embarazo tenían un 68% más de riesgo de padecer pérdidas de audición; los que solamente habían inhalado humo durante la infancia tenían un 30% más, y los que habían estado expuestos en ambos periodos tenían 2,4 veces más probabilidades de tener pérdida de audición que los niños no expuestos al tabaquismo.

150 mutaciones en las células de los pulmones pueden crearse por fumar un paquete diario de tabaco

Aquella persona que consume un paquete de cigarrillos al día y durante un año, puede provocar unas 150 mutaciones en cada célula de sus pulmones, y es que así se desprende de una investigación en conjunto que realizó el Instituto Wellcome Trust Sanger en Birmingham (Reino Unido) y el Laboratorio Nacional de Los Álamos (Estados Unidos) en el año 2016.

Artículos relacionados