Inicio ASP El Tribunal Supremo reconoce la relación entre las pantallas digitales y los...

El Tribunal Supremo reconoce la relación entre las pantallas digitales y los daños retinianos que pueden provocar

Compartir

..Redacción.
Era algo que muchos especialistas sospechaban y todavía no se ha desarrollado un debate serio sobre las posibles consecuencias que el uso de las pantallas tendrá para nuestros ojos y cómo podemos afrontar estos riesgos. Ahora, el Tribunal Supremo ha reconocido legalmente la relación entre los efectos nocivos de las pantallas digitales y los daños en la retina. Vivimos en la creencia de que las pantallas LED son inocuas, pero en los últimos 10 años sus emisiones en la zona tóxica para la retina son 5 veces superiores a anteriores tecnologías.

La sentencia considera que el desprendimiento de retina sufrido por una administrativa delante de su pantalla de ordenador es un accidente laboral

La sentencia del Tribunal Supremo considera que el desprendimiento de retina sufrido por una administrativa delante de su pantalla de ordenador es un accidente laboral (suceso) y no proceso, por lo que reconoce una realidad con la que convivimos pero que desgraciadamente se desconocía. Por ello “es imprescindible abrir un debate antes de que sea demasiado tarde con el fin de adecuar el uso de la tecnología con las limitaciones de nuestro cuerpo y mente”, señala Nilo García, CEO de Reticare. Además, explica que “a los que conocemos los efectos nos sorprende la poca atención que prestamos a nuestros ojos, especialmente cuando los riesgos que corremos son de daños acumulativos, irreversibles, permanentes e incurables”.

Se trata de una sentencia histórica que ha creado jurisprudencia, al tratarse de una lesión producida en lugar y tiempo de trabajo. Además anula la anterior sentencia dictad por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, que declaró que la incapacidad temporal de la trabajadora provenía de una enfermedad común.

Nilo García: “Es es imprescindible abrir un debate antes de que sea demasiado tarde con el fin de adecuar el uso de la tecnología con las limitaciones de nuestro cuerpo y mente”

Desprendimiento de retina
Cientos de millones de trabajadores que utilizan pantallas durante la mayor parte de su jornada laboral están en riesgo, aunque la mayoría no lo sabe. Ya en 2015 The Vision Council, reconocía que el 72% de la población desconocía los peligros asociados a la luz de alta energía o luz azul. Uno de los más graves es el desprendimiento de retina, que se produce cuando ésta se desgarra dentro del ojo y el líquido que existe en la cavidad vítrea traspasa la retina. Se trata de una afección muy grave y repentina que puede desencadenar daños permanentes para la visión del afectado.

Los principales síntomas del desprendimiento de retina son la visión de destellos luminosos, formas irregulares flotando, pérdida de visión y visión borrosa que aparece de forma abrupta. Sin embargo, existen otra serie de graves dolencias retinianas como la degeneración macular, que son acumulativas y donde el afectado no suele ser consciente hasta que es demasiado tarde.

Sólo 1 de cada 200 trabajadores protege la retina con medios científicamente probados de los efectos de la luz que emiten las pantallas

Por ahora no existe posibilidad de recuperar la visión cuando la retina se daña gravemente y actualmente tampoco se puede trasplantar. La única opción posible para reducir los riesgos retinianos es la prevención. En este sentido, los datos son demoledores: sólo 1 de cada 200 trabajadores protege la retina con medios científicamente probados de los efectos de la luz que emiten las pantallas, lo que se traduce en que hay millones de personas de todo el mundo que carecen de la protección necesaria aunque se vean obligados a trabajar delante de estas pantallas.

La prevención como arma
El CEO de Reticare apunta que “la ciencia ya ha demostrado que existe un grave riesgo para la retina y lo que es más importante, que ya es posible protegerse si se utiliza la tecnología adecuada. Casi medio millón de personas ya lo han hecho, entre ellas algunas de las empresas más importantes,  aunque la mayoría de instituciones y compañías todavía no son conscientes del grave riesgo que corren sus empleados. Todos los datos indican que esta tendencia está cambiando de manera muy positiva”.

En el año 2017 se presentaron los resultados de las investigaciones por las que se apuntaba a que es posible proteger la retina con Reticare. Las pruebas realizadas con animales de laboratorio expuestos a tablets sin el protector de pantalla Reticare provocaron la muerte del 23% de sus células retinianas, mientras que con el protector de pantalla Reticare no se produjo muerte celular relevante.

Artículos relacionados