Inicio ASP El decreto de universalidad establece que los inmigrantes irregulares paguen el 40%...

El decreto de universalidad establece que los inmigrantes irregulares paguen el 40% de los fármacos

Compartir

..Juan Pablo Ramírez.
El Ministerio de Sanidad ya ha remitido a las comunidades autónomas el borrador del real decreto de universalidad. Uno de los aspectos que incluye esta normativa es la recuperación de la asistencia de los inmigrantes en situación irregular en las mismas condiciones que los ciudadanos españoles.

El texto contempla un copago del 40% de los medicamentos para el colectivo ‘sin papeles’. En concreto, el texto establece tres condiciones para recibir la asistencia sanitaria. En primer lugar, “no tener la obligación de acreditar la cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía, en virtud de lo dispuesto en el derecho de la Unión Europea, convenios bilaterales y demás normativa aplicable”. En segundo lugar, que no pueda “exportar el derecho de cobertura sanitaria desde su país de origen o procedencia”. Y en tercer lugar, que “no exista un tercero obligado al pago”.

El borrador del decreto no exige que la persona tenga que estar empadronada para recibir asistencia sanitaria

El borrador del decreto no exige que la persona tenga que estar empadronada para recibir asistencia. “Las comunidades autónomas, en el ámbito de sus competencias, fijarán el
procedimiento para la solicitud y expedición del documento certificativo que acredite a los extranjeros para poder recibir la prestación asistencial“, reza el texto.

Esta ley servirá para modificar el, Real Decreto 16/2012 en lo que se refiere a la atención sanitario a inmigrantes en situación irregular y a otros colectivos afectados por este real decreto. No obstante, la norma no renuncia al concepto de aqsegurado, como en un principio se preveía.

En las próximas dos semanas el borrador deberá pasar por el Consejo de Ministros. Posteriormente se someterá a la validación del Congreso de los Diputados. Con este calendario en la mano, el nuevo real decreto podría estar aprobado a finales de septiembre.