Inicio ASP ¿Qué es una Unidad de Tratamiento del Dolor?

¿Qué es una Unidad de Tratamiento del Dolor?

Compartir

..Flor Cid.
Una Unidad de Tratamiento del Dolor (UTD) es aquella que está especializada en el abordaje de los cuadros dolorosos complejos, de modo especial aquellos que muestran resistencia al tratamiento convencional, o también en los casos de pacientes que, por algún motivo, no toleran dichos tratamientos o precisan hacer uso tanto de fármacos como de otras técnicas especiales de tratamiento. Dichas Unidades están compuestas por médicos especialistas en Anestesiología con conocimiento de las patologías, sus síntomas y los principales tratamientos tanto médicos como farmacológicos e intervencionistas. Lejos de implicar la dedicación habitual que un anestesiólogo lleva a cabo en los casos de anestesia general o local para una operación, el procedimiento utilizado en una UTD difiere de lo anterior en este otro contexto.

La Unidad de Tratamiento del Dolor está especializada en el abordaje de los cuadros dolorosos complejos, especialmente aquellos que muestran resistencia al tratamiento convencional, o en los casos de pacientes que no toleran dichos tratamientos o precisan hacer uso de fármacos u otras técnicas especiales de tratamiento

Además, suelen contar con rehabilitadores, neurocirujanos, reumatólogos, oncólogos, psicólogos, internistas, médicos de atención primaria, enfermeras y trabajadores sociales, entre otros perfiles, ya que se recurre a cualquier especialidad que pueda aportar conocimientos y terapias que contribuyan al alivio del dolor. Estos especialistas trabajan con distintos tratamientos, sobre todo farmacológicos, técnicas quirúrgicas, rehabilitación y apoyo psicológico. La base sobre la que desarrollan sus funciones es la consideración del dolor como algo individualizado donde las técnicas para mejorarlo son diferentes en función de cada paciente.

Suelen contar con rehabilitadores, neurocirujanos, reumatólogos, oncólogos, psicólogos, internistas, médicos de atención primaria, enfermeras y trabajadores sociales, entre otros perfiles

En términos generales, se trata de organizaciones de profesionales de la salud que ofrecen una asistencia multidisciplinar, cumpliendo con los necesarios criterios organizativos capaces de garantizar una adecuada atención al paciente con dolor crónico que requiera asistencia especializada. Uno de sus propósitos fundamentales es atender al paciente que sufre dolor crónico oncológico y no oncológico. Comprenden, por tanto, una multitud de servicios de carácter heterogéneo, tanto en su origen como en su organización, cartera de servicios y profesionales que se integran en ellos. La realidad indica que solo los programas integrales han demostrado, a día de hoy, su eficacia y costo-efectividad. Y es que uno de los principales objetivos perseguidos es propiciar la máxima calidad de vida al paciente tratado para que pueda llegar, hasta la medida en que resulte posible, al estado anterior al padecimiento de dolor.

Las Unidades de Tratamiento del Dolor ofrecen una asistencia multidisciplinar

Entre los principales perfiles de pacientes que acuden a una UTD cabe destacar aquellos que tienen problemas de columna o lumbalgia, cervicalgia, dorsalgia, lumbociática, dolor de la espalda operada o espalda fallida, radioculopatía, ciáticas, sacralgias, dolor miofascial o dolor muscular, etc. Otra tipología la integran aquellos que padecen dolor neuropático, neuropatía diabética, neuropatías periféricas, neuralgia postherpética, neuralgia del trigémino, dolor regional complejo, fibromialgia, así como dolores derivados de artritis o artrosismas en columna, hombros, caderas o rodillas. Además, en una UTD también se aborda el dolor intenso mal controlado del paciente que ha sido sometido a una operación quirúrgica y, en el caso del dolor oncológico, éste es tratado en estrecha relación con los servicios de Oncología.

Por su parte, cabe destacar que la Sociedad Española del Dolor (SED) tiene acreditadas en toda España unidades de dolor, clínicas del dolor y especialistas del dolor. Esta asociación profesional sin ánimo de lucro tiene como misión principal la promoción de trabajos científicos acerca de los mecanismos y el tratamiento del dolor, además de la sensibilización social para el fomento de la mejora constante en la terapia de aquellos pacientes que sufren dolor. Entre sus principales grupos destacan el de neuromodulación, dolor agudo, dolor neuropático, opioides, radiofrecuencia, dolor musculoesquelético, psicología y dolor, ciencias básicas en dolor y analgesia, cefaleas y dolor orofacial, dolor oncológico, bioética, dolor infantil y dolor en el anciano. Desde la Fundación Española del Dolor, sus finalidades más destacadas persiguen el impulso de la investigación de los mecanismos y síndromes del dolor, el estímulo de la educación y el aprendizaje en el campo del dolor, el fomento de la adopción de una clasificación, nomenclatura y definiciones uniformes con respecto al dolor y sus síntomas, y la promoción de la acreditación de Unidades de Tratamiento del Dolor.