Inicio ASP Madrid inicia los trámites parlamentarios para que las farmacias puedan atender a...

Madrid inicia los trámites parlamentarios para que las farmacias puedan atender a domicilio

Compartir

..J.P.R.
La Comunidad de Madrid ha iniciado los trámites para la aprobación en la Asamblea de su ley de Farmacia. La normativa contempla la flexibilidad horaria y la posibilidad de atender a en el domicilio a mayores dependientes o pacientes vulnerables.

El Gobierno regional persigue “la creación de un nuevo marco regulador de la ordenación y de la atención farmacéutica más acorde con la realidad sanitaria madrileña, los avances tecnológicos, la complejidad de tratamientos y nuevas demandas de salud de la sociedad“, según ha expresado en un comunicado. El Ejecutivo que presiden Ángel garrido argumenta que la farmacia se rige por una norma de 1998, “previa a la asunción de todas las transferencias sanitarias“.

La atención de los pacientes en su domicilio contempla el seguimiento de los tratamientos, de manera complementaria al trabajo de los médicos y enfermeras del Servicio Madrileño de Salud.

La atención de los pacientes en su domicilio contempla el seguimiento de los tratamientos, de manera complementaria al trabajo de los médicos y enfermeras del Servicio Madrileño de Salud

La ley incluye medidas para preservar la farmacia rural, con horarios continuados de atención al público -35 horas semanales- y contempla la apertura de botiquines, cuando en la población no exista oficina de farmacia, con el fin de mantener la atención farmacéutica.

El presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles, Luis de Palacio, ha señalado que se mantiene “escéptico” ante la posible aprobación de la normativa en la Asamblea de Madrid. Para que esto ocurriera haría falta el apoyo en la Asamblea de Ciudadanos o “la doble abstención de PSOE y Ciudadanos“. De Palacio advierte también de la posibilidad de que la aprobación conlleve modificaciones en la ordenación farmacéutica. “La ley está muy bien si mantienen la ordenación“, añade.

Los enfermeros se han mostrado especialmente críticos con esta normativa. Tanto el Consejo General de Enfermería como el sindicato SATSE la ven como una privaticación encubierta.