Inicio ASP El Hospital Quirónsalud San José incorpora un nuevo ecógrafo de alta gama...

El Hospital Quirónsalud San José incorpora un nuevo ecógrafo de alta gama con tecnología 5 D

Compartir

..Redacción.
El Hospital Quirónsalud San José cuenta con dilatada trayectoria obstétrica, por ello apuesta por una atención multidisciplinar y de alta calidad para la mujer embarazada.

Tal y como recoge un comunicado de Quirón, este centro hospitalario ha adquirido un nuevo ecógrafo de alta gama que, recién comercializado para la Unidad de Diagnóstico Prenatal, cuenta con tecnología 5D.

En palabras de la Dra. Inés Tamarit, Coordinadora de la Unidad, “este ecógrafo nos permite obtener imágenes de altísima resolución y calidad que facilitan enormemente nuestra labor en el estudio detallado de la anatomía fetal, para valoración o descarte de las malformaciones fetales”.

Además, prosigue, “cuenta con herramientas avanzadas en ecografía 3D/4D específicamente para el estudio de malformaciones cardiacas y del sistema nervioso central”.

Nuevo ecógrafo con tecnología 5D que facilita el estudio de las malformaciones uterinas, frecuentes en la mujer y con posibles repercusiones en su fertilidad

Este nuevo ecógrafo con tecnología 5D, “facilita el estudio de las malformaciones uterinas, frecuentes en la mujer y con posibles repercusiones en su fertilidad, siendo la ecografía 3D ginecológica la técnica de elección para su correcto diagnóstico y clasificación”, destaca la doctora.

Experiencia única de una ecografía 4D

Por último, la Dra. Tamarit indica como el ecógrafo “nos permite ofrecer también a las pacientes la experiencia única de una ecografía 4D de altísima calidad, con el componente emocional que ello conlleva”, de hecho, como indica el comunicado del grupo Quirónsalud, las ecografías 4D también son llamadas emocionales por la enorme carga emocional y de sensaciones que provoca en la madre cuando ve por primera vez la imagen del bebé que espera.

En este sentido, la doctora recomienda que esta ecografía 4D se realice entre las semanas 26 y 28, que es cuando hay más posibilidades de obtener imágenes más satisfactorias, e incide en un aspecto importante, y es que al igual que las pruebas obstétrico-ginecológicas obligatorias que se efectúan durante el embarazo, esta exploración no supone ningún riesgo ni para la gestante ni para su bebé.

Artículos relacionados

Compartir