Inicio ASP Lo que aporta la colaboración público-privada a la Sanidad

Lo que aporta la colaboración público-privada a la Sanidad

Compartir

..Dr. Carlos Rodrigo, médico y presidente de SanitatSolsUna
La Organización Mundial de la Salud define un sistema sanitario como el “conjunto de elementos interrelacionados que contribuyen a la salud en los hogares, los lugares de trabajo, los lugares públicos y las comunidades, así como en el medio ambiente físico y psicosocial, y en el sector de la salud y otros sectores afines

Hoy todos estamos de acuerdo en que uno de los graves problemas en materia de organización y de prestación de los servicios de salud es la fragmentación, que tiene como resultado la falta de coordinación entre niveles asistenciales, la falta de continuidad en los procesos asistenciales, favorece la variabilidad clínica y la práctica no basada en la evidencia. Todo ello se traduce en un incremento de los costes por una ineficiente gestión de los recursos.

Por eso uno de los objetivos prioritarios de los diferentes servicios de salud es centrarse en las necesidades de salud de la población, integrando los recursos disponibles, asegurando la continuidad en los cuidados y proveyendo información acerca de los costes, la calidad, los resultados en salud y la satisfacción del usuario.

Uno de los objetivos prioritarios de los diferentes servicios de salud es centrarse en las necesidades de salud de la población

En la Comunitat Valenciana ya hace años se optó por el modelo de gerencia única de los departamentos de salud (antes áreas de salud), como herramienta facilitadora y necesaria para esa tan deseada integración entre niveles asistenciales. La experiencia de estos años ha demostrado que no es suficiente con esto. El sólo hecho de establecer unos órganos de dirección únicos en el departamento no ha asegurado el éxito de esta integración.

En este sentido la ley 15/97 de nuevas fórmulas de gestión que habilitó figuras ya conocidas como los Consorcios Sanitarios (Cataluña) y la entrada de la gestión privada en la prestación asistencial, dio lugar a la aparición de las fórmulas de Participación Público Privada (PPP).

Desde nuestro punto de vista la PPP, ayuda al Sistema Sanitario, en primer lugar, aportando financiación, al hacer viables inversiones que la situación financiera de los gobiernos no permite en muchas ocasiones y reduciendo y distribuyendo mejor los riesgos. En segundo lugar, permitiendo al sistema público beneficiarse de capacidades que se encuentran, en buena parte, fuera de su alcance, a través del emprendimiento, la innovación, el conocimiento y la tecnología, pues el sector privado está en condiciones de producir avances científicos y tecnológicos, con fórmulas de colaboración con las empresas de tecnología sanitaria.

La Participación Público Privada aporta financiación, al hacer viables inversiones que la situación financiera de los gobiernos no permite, reduciendo y distribuyendo mejor los riesgos, y además permite al sistema público beneficiarse de capacidades que se encuentran fuera de su alcance

En tercer lugar, y no menos importante, la mayor capacidad de gestión de los recursos, proporciona una mayor agilidad y flexibilidad, mayores posibilidades e incentivación y de ahí una mayor facilidad de gestión del cambio.

Y por último, una mayor eficiencia. Las evaluaciones disponibles de experiencias de PPP muestran, en muchos casos, significativas mejoras de eficiencia por la vía de nuevas formas de financiación y de ahorro de costes.

El modelo de financiación de la actividad asistencial debía permitir desarrollar el concepto “el dinero sigue al paciente”, basado en la equidad en la asignación de los recursos entre los diferentes centros y proveedores asistenciales.

Las evaluaciones disponibles de experiencias de PPP muestran significativas mejoras de eficiencia

Por lo tanto, este objetivo implicaba la necesaria modificación del modelo de financiación en Sanidad, basado en presupuestos de base histórica, para lo cual la Consellería podía optar, en nuestra opinión, por tres modelos de alternativos: presupuesto de base cero, pago por actividad y el modelo elegido, la financiación capitativa.

Un modelo de financiación capitativa persigue cuatro objetivos fundamentales:

  1. Realizar una distribución equitativa de los recursos asistenciales.
  2. Aumentar la eficiencia global del sistema y mejorar el control del gasto sanitario.
  3. Promover el desarrollo de una asistencia integral.
  4. Facilitar un desarrollo y transformación rápido de la oferta para adaptarlo a las necesidades (morbilidad) de la población.

Para tener éxito el modelo no debe limitarse a ser un solo un sistema de financiación. Debe ser un modelo de gestión, desarrollar sistemas de información, establecer incentivos alineados con ese modelo de gestión, y estructurar las políticas y proyectos de la Administración (puesto que su carácter es público) alrededor del modelo de financiación establecido.

Para tener éxito el modelo debe ser de gestión, desarrollar sistemas de información, establecer incentivos alineados con ese modelo de gestión, y estructurar las políticas y proyectos de la Administración

Es imprescindible, además, poner en marcha estrategias asistenciales, como la integración vertical (Primaria-Especializada) real, desarrollar un modelo de atención al paciente crónico, impulsar la Prevención primaria, secundaria y terciaria, entre otros. Y en relación con los recursos humanos es necesario su alineamiento con la organización a través de objetivos y metas claras, compartir riesgos a través de incentivos y establecer unos criterios de selección poniendo énfasis en perfiles de gobierno clínico.

Hoy nos encontramos con ciudadanos y pacientes mejor informados, de ahí que sea necesaria su participación en la toma de decisiones, haciéndoles co-responsables de su salud y del uso responsable de los recursos.

Estas son las palancas que han contribuido a desarrollar una efectiva integración de los recursos y niveles en una red asistencial integrada cuyo corazón central es el paciente, pues este realmente es dueño del proceso y puede acudir donde quiera. Por tanto no hay más secreto que hacerlo bien, de forma ágil, para ser atractivos a pacientes y ciudadanos y evitar los costes que suponen para la organización el que un paciente de nuestro departamento sea atendido en otro departamento, y con el menor coste posible.

No hay más secreto que hacerlo bien, de forma ágil, para ser atractivos a pacientes y ciudadanos

Cuidar todos estos aspectos hacen de las concesiones sanitarias sistemas integrados, con una eficiente gestión de los recursos, una excelencia en la gestión clínica de los procesos y unos costes contenidos, que se ha traducido en unos elevados niveles de satisfacción por parte de los ciudadanos, y que en le caso del departamento de Torrevieja ha supuesto ser premiado con el galardón Best In Class 2018 a la Excelencia en la categoría de Organizaciones Integradas.