Inicio ASP Un mecanismo celular de la E. coli puede frenar las bacterias multiresistentes

Un mecanismo celular de la E. coli puede frenar las bacterias multiresistentes

resitencia-antimicrobianos

..Redacción.
Un equipo de investigadores británicos de la Universidad de Newcastle en colaboración con el grupo de Miguel Vicente en el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, han encontrado proteínas que participan en un nuevo mecanismo molecular que regula el inicio de la división celular de la bacteria Escherichia coli (E. Coli). El hallazgo es importante ya que las proteínas implicadas en este proceso podrían servir como diana en futuras estrategias de producción de nuevos antibióticos para frenar el avance de las bacterias multiresistentes.

Las proteínas implicadas en este proceso podrían servir como diana en futuras estrategias de producción de nuevos antibióticos

La división celular es un proceso crítico para la supervivencia bacteriana. Además de controlar el reparto del contenido genético, la célula misma debe dividirse, para lo que la membrana celular ha de estrangularse sin perder la presión intracelular”, explica Miguel Vicente, del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) y participante en este estudio, publicado en la revista científica Nature.

El investigador explica además que “la bacteria resiste esa presión gracias a una supramolécula que recubre a la membrana a modo de un corsé”. Este envoltorio se alarga durante el crecimiento bacteriano mientras la longitud de la bacteria aumenta y todo contribuye a mantener un equilibrio. Durante la división celular, este equilibrio se debe reajustar para separar las células hijas, y se disparan mecanismos que cambian la disposición de la supramolécula, simultáneamente al estrangulamiento de la membrana. Durante todo el proceso la membrana es estable y no se produce ninguna rotura que acabaría con la bacteria.

Miguel Vicente (CNB): “La bacteria resiste esa presión gracias a una supramolécula que recubre a la membrana a modo de un corsé”

En este trabajo los investigadores han encontrado que en la bacteria E. coli los procesos moleculares necesarios para que el comienzo de este proceso sea eficaz están duplicados. “No existe así una maquinaria única para regular la eficiencia de la división celular, sino que hay piezas que pueden sustituir una a otra, de manera que si una falla, hay un sistema de seguridad extra para garantizar el éxito final del proceso”, concluye Miguel Vicente.

Noticias complementarias