Inicio ASP Consultas por Skype para abaratar el servicio sanitario

Consultas por Skype para abaratar el servicio sanitario

..Luis de Haro. Director general de iSanidad.
El gobierno británico ha dado un paso en la eficiencia económica del NHS. Simon Stevens, su director ejecutivo, ha presentado un plan de modernización que incluye videollamadas para aliviar la presión asistencial. Según los datos del estudio en el que se basa el nuevo plan son casi 94 millones de consultas anuales, y la idea es llegar a que un tercio de ellas sean, en un plazo de cinco años, por videollamada.

La fuerte demanda asistencial en el NHS ha supuesto un incremento importante de recursos económicos, y el plan del gobierno es reducir costes y adaptarse a los nuevos tiempos. En 2015 se hizo una prueba piloto por un médico en Westminster con una reacción positiva de los pacientes, hasta el 95% aseguraron que lo volverían a usar, incluida la Srta Perry de 96 años.

El 95% de los que participaron en una prueba aseguraron que lo volvería a usar

¿Una posibilidad en España?
El resultado puede ser esperanzador para las arcas del NHS, pero ¿se podría trasladar al sistema nacional de salud?. En España no se ha hablado de Skype, pero sí de WhatsApp, y mucho. Se ha insistido en que los médicos deben evitar el tratamiento de datos de salud a pacientes y familiares a través de programas de mensajería instantánea porque no garantizan la confidencialidad e integridad de la información.

¿Tenemos una legislación, una cultura, una formación y una tecnología adaptada a estos cambios?, ¿es este uno de los cambios que solicitan las nuevas generaciones? Es evidente que hay que insistir en imaginarse cómo va a ser el futuro del Sistema Nacional de Salud en cuanto a economía y servicio porque el futuro está llegando.

Hay pruebas y patologías que necesitan de una presencia del profesional pero también hay mucha “burocracia” que puede ser desviada de las tareas de los médicos de Atención Primaria.

Un sistema de comunicación de este tipo exige un cambio radical de cultura: disponibilidad del médico, tiempo de espera, acceso desde lugares remotos, inmediatez, liberación de las urgencias… Demasiados conceptos como para no tener en cuenta esta posibilidad.