Inicio ASP ¿Qué hacemos con los antivacunas?

¿Qué hacemos con los antivacunas?

..Ricardo A. Mariscal López. COM SALUD
La semana pasada fue noticia destacada en prensa la sentencia de una juez de Barcelona en torno a la decisión de una guardería de no admitir a un niño sin vacunar. Los padres del menor denunciaban que había sido vulnerado su derecho a la libertad ideológica. La jueza argumentó acertadamente en su fallo que la decisión unilateral de los padres de no vacunar a su hijo no puede superar el derecho a la salud del resto de los niños y sus familias.

Este caso parece un hecho aislado, pero no lo es. Aunque las tasas de vacunación en España son altas las invenciones alarmistas sobre los peligros de las vacunas son cada vez creídas por más padres y ya existen grupos muy organizados que cuestionan la eficacia y seguridad de las vacunas. Grupos como la denominada Liga para la libertad de la vacunación, que manifiesta ser “una asociación plural de ciudadanos preocupados por la rigidez e indiscriminación de los programas vacunales”. Esta organización asegura que “la vacunación masiva comporta riesgos notables para la salud” y que las vacunas incluyen sustancias tóxicas. Curiosamente, la Liga para la libertad de la vacunación dice tener muchos médicos en sus filas, pero ninguno da la cara, con nombres y apellidos.

La Liga para la libertad de la vacunación dice tener muchos médicos en sus filas, pero ninguno da la cara, con nombres y apellidos

No hay que subestimar a los antivacunas
El movimiento antivacunas no está generalizado en nuestro país, pero avanza poco a poco. Debemos estar muy alertas ante la aparición de peligrosos grupos como la citada Liga y de personajes populares que difunden en medios de comunicación bulos sobre las vacunas. Sus mentiras son muy peligrosas y cada vez buscan más canales para difundirlas. La Liga afirma tener apoyos internacionales y busca crear una red de información sobre las vacunas que, en realidad, sería una plataforma para difundir todos los bulos posibles sobre inventados efectos secundarios y peligros inexistentes de la vacunación.

No subestimemos a los antivacunas pues su fanatismo no tiene fin y con su actitud pueden ponernos en peligro a todos. En Estados Unidos ya son populares las “fiestas del sarampión”, en las que algunos padres se reúnen para intentar que sus hijos se contagien de esta enfermedad. Me pregunto cuánto tardará en llegarnos esta perniciosa “moda”.

En Estados Unidos ya son populares las “fiestas del sarampión”, en las que algunos padres se reúnen para intentar que sus hijos se contagien de esta enfermedad

Unión contra los antivacunas
Así pues, no debemos quitar importancia a los antivacunas sino estar más alertas que nunca. Desde SaludsinBulos ya hemos desmontado diversos bulos relacionados con las vacunas y hemos constatado que las noticias falsas reducen la eficacia de las campañas de vacunación. Las principales sociedades científicas advierten con mucha frecuencia sobre la seguridad y eficacia de la vacunación. Pero no parece suficiente: hay que denunciar y desmontar de forma enérgica todas las fake news y no ceder ante chantajes emocionales y victimismos. Hasta la propia Organización Mundial de la Salud acaba de reconocer la importancia de este tema, incluyendo a los antivacunas entre las mayores amenazas contra la salud de la humanidad, al mismo nivel que el cambio climático o el ébola.