Inicio Agresiones Endurecer la penas y colaboración de la Administración, la fórmula para luchar...

Endurecer la penas y colaboración de la Administración, la fórmula para luchar contra las agresiones

El Colegio de Médicos de Sevilla ha celebrado la I Jornada Antiagresiones al personal sanitario en su sede colegial con el objeto de analizar y compartir reflexiones e iniciativas para afrontar la creciente y preocupante oleada de agresiones a profesionales sanitarios. No en vano, las agresiones registradas han aumentado un 5% en 2018 respecto al año anterior, aunque se estima que pueden ser muchas más dado que, en la mayoría de ocasiones, la víctima no denuncia por miedo a posibles represalias.

En las dos mesas redondas que se celebraron, participaron representantes de la Administración pública (Junta de Andalucía), el Observatorio de Agresiones de la Organización Médico Colegial (OMC), la fiscalía general, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, los servicios jurídicos del propio RICOMS, los colegios profesionales de Enfermería y Farmacéuticos, interlocutores policiales sanitarios de la Guardia Civil y la Policía, así como de la compañía aseguradora Sham.

Durante el desarrollo de los foros de debate, se analizaron las causas y consecuencias de las agresiones, así como se intercambiaron propuestas para erradicar esta situación.

Las agresiones han aumentado en 2018 un 5% respecto al año anterior y, en la mayoría de los casos, los agresores son reincidentes

En este sentido, algunas de las iniciativas destacadas fueron el endurecimiento de las penas a los agresores, el establecimiento en toda España de la consideración del profesional sanitario como autoridad (situación sólo vigente en la actualidad en algunas comunidades autónomas), la concienciación entre los profesionales sanitarios de la necesidad de denunciar, o el fomento de una mayor sensibilización social.

El jefe de los servicios jurídicos del RICOMS, Santiago Campo, se lamentó de que “el cambio legislativo de 2015 no ha servido para nada. Se despenalizaron los insultos, vejaciones, empujones y violencia de “baja intensidad”. Muchas veces nos vemos sin recursos jurídicos para actuar contra las agresiones”.

En cuanto a la intervención de la Dra. Ana María Gómez Martín, vocal representante de Atención Primaria del RICOMS, según un estudio reciente, “las agresiones son más habituales donde hay menos nivel educativo y mayores recortes en recursos sanitarios se han hecho”.

Seguidamente, los representantes de las fuerzas de seguridad incidieron en la utilidadtanto del teléfono 062 como de la aplicación electrónica Alertcops, que permite la rápida denuncia de robos y agresiones, y que próximamente incluirá un servicio específico dedicado al profesional sanitario. “La población debe conocer que agredir a un profesional sanitario es un delito hacia una autoridad”, señalaron tanto el inspector Domingo Cabrera, del Cuerpo Nacional de Policía, como el teniente Fernando León, de la Guardia Civil.)

En cuanto a los representantes de los colegios de Enfermería y Farmacéuticos, Alonso Yáñez y Juan Pedro Vaquero, respectivamente, ambos coincidieron en que, “aunque la primera línea frente al agresor suelen ser médicos y enfermeros, también se registran casos de agresiones dentro de las farmacias”.

Por su parte, Paula Castroviejo, directora de Mercados de Sham, señaló que “en muchas ocasiones los profesionales sanitarios no denuncian las agresiones sufridas, ya sea por temor, ya sea por falta de confianza en las soluciones que se le puedan ofrecer”.

Por último, durante el periodo de conclusiones de la Jornada, el presidente del Colegio de Médicos, Alfonso Carmona, destacó la importancia de encontrar soluciones “inmediatas” tanto para ”los profesionales que desarrollan su actividad en la sanidad pública como los que también lo hacen en la privada”.

El presidente del Colegio de Médicos, Alfonso Carmona, destacó la importancia de encontrar soluciones “inmediatas” tanto para ”los profesionales que desarrollan su actividad en la sanidad pública como los que también lo hacen en la privada”

“El objetivo de este foro es analizar con luz y taquígrafos, esta lacra de agresiones que sufre nuestra profesión en España, con especial incidencia en Andalucía, buscando las posibles estrategias y soluciones que todas las partes implicadas. Como Colegio de Médicos estamos en el deber de luchar por la erradicación total de cualquier tipo de agresión, física o verbal, y en ello trabajamos sin descanso”, concluyó el Dr. Carmona.