Inicio ASP La estrategia nacional en Medicina Genómica, cada día más cerca

La estrategia nacional en Medicina Genómica, cada día más cerca

..Vicente Guillem. Presidente de la Fundación ECO.
Durante el último mes, la Comisión de Sanidad del Senado ha estado debatiendo las conclusiones de la Ponencia sobre Genómica que se ha desarrollado durante el último año y en la que hemos participado numerosos especialistas y expertos sanitarios que hemos dado a conocer nuestra opinión sobre la llamada “Medicina de Precisión”, sus posibilidades y necesidades, con el objetivo final de trazar una estrategia nacional para implantarla.

Ahora, ya en su fase final, debemos empezar a creer que esa estrategia está más cerca y que representará un cambio de paradigma “ganador” en la forma de prestar la asistencia sanitaria, ya que supone una mejora indiscutible en el tratamiento de los pacientes con cáncer y en la prevención de la enfermedad. Una apuesta por situar a España a la vanguardia de la Sanidad en este ámbito, con planes y objetivos realistas a corto, medio y largo plazo.

Debemos empezar a creer que esa estrategia está más cerca y que representará un cambio de paradigma “ganador” en la forma de prestar la asistencia sanitaria

Sin embargo, no podemos ni debemos quedarnos solo en la voluntad política, que indudablemente la hay y que han demostrado tanto el PSOE, con José Martínez Olmos a la cabeza, y el PP, con Antonio Alarcón, como el resto de los partidos con representación parlamentaria. Pero en este proceso es muy importante la existencia de una financiación finalista y adecuada para llevarla a cabo, algo que debería ser la norma en la práctica clínica diaria en la Oncología española y que, sin embargo, es la excepción en nuestra especialidad.

El documento final, un borrador todavía pendiente de aprobación por parte del Pleno del Senado, del Ministerio y las Comunidades Autónomas, plantea una serie de recomendaciones que desde la profesión oncológica aplaudimos, pero sobre las que deberemos estar vigilantes para que realmente se lleven a la práctica y no se produzcan casos de inequidad.

Es muy importante la existencia de una financiación finalista y adecuada para llevar a cabo esta estrategia, algo que debería ser la norma en la práctica diaria en la Oncología española

Es una realidad que la Medicina de Precisión mejora los resultados clínicos, ofrece oportunidades extraordinarias para la salud pública y fomenta la investigación biomédica, además de racionalizar el gasto, seleccionando a pacientes con una probabilidad mayor de respuesta e impidiendo que pacientes con nulas o escasas posibilidades de respuesta sean expuestos a tratamiento caros, innecesarios o tóxicos. Por ello, desde la Fundación ECO reclamamos que se lleve a cabo con garantías. Una planificación adecuada garantizaría la equidad y la calidad, preservando los derechos de los pacientes y profesionales, y manteniendo la solvencia del sistema sanitario público. Es en este punto en el que la Administración debe dar un paso adelante y definir una cartera de servicios que incluya qué biomarcadores deberían hacerse de forma estándar, dónde hacerse, con qué controles de calidad, accesibles a todos los pacientes y con actualización periódica. Es tarea también desde las Administraciones Públicas impulsar la acreditación de centros de referencia para la realización de determinaciones y secuenciación genómica de alta calidad, el trabajo en red de hospitales y centros diagnóstico de referencia, la creación de un observatorio de seguimiento y el impulso de las redes de investigación.

Lo que todos queremos es que se apueste por una estrategia en la que converjan una rápida incorporación a la Cartera de Servicios de todos los avances que se vayan produciendo, que esa introducción se haga con equidad en todo el Sistema Nacional de Salud, y siempre manteniendo un planteamiento de sostenibilidad. Por ello, les invitamos a participar en el “Foro ECO: Ampliando el horizonte de la Medicina de Precisión en Oncología”, que celebraremos el próximo 12 de marzo en Madrid donde reuniremos a agentes políticos, sociales y sanitarios para debatir sobre el presente y el futuro de estas terapias.