Inicio ASP Hepatitis C: retos pendientes. Dr. Javier García-Samaniego

Hepatitis C: retos pendientes. Dr. Javier García-Samaniego

eliminación-de-la-hepatitis-C

..Javier García-Samaniego. Coordinador de la Alianza para la Eliminación de las Hepatitis Víricas (AEHVE) y jefe de Sección de Hepatología del Hospital Universitario La Paz.
Pasado mañana comienza el Congreso de la Asociación Española para el Estudio del Hígado (AEEH), en el que, entre otras cuestiones, se pondrá de manifiesto la gran oportunidad que tiene España de hacer historia logrando la eliminación de un problema de salud pública como la hepatitis C. Desde 2015, se han tratado en nuestro país con los antivirales de acción directa (ADDs) más de 117.000 pacientes, con una tasa de curación superior al 98%. Estos datos representan un gran avance y nos colocan en un escenario propicio para conseguir a medio plazo el objetivo de eliminación de esta enfermedad que la Organización Mundial de la Salud ha marcado para los países desarrollados. Pero para ello es necesario poner en marcha nuevas medidas.

El principal reto que tenemos en estos momentos es hacer aflorar los casos de infección no diagnosticada. Una vez universalizado el tratamiento, comienza a ser urgente diseñar una estrategia de cribado a nivel nacional. Algunas Comunidades Autónomas ya tienen iniciativas en esa dirección, pero falta la coordinación y el liderazgo que debe ejercer el Ministerio de Sanidad, como en su día lo hiciera con la puesta en marcha del Plan para el Abordaje de la hepatitis C (PEAHC). La conclusión del estudio de seroprevalencia que  debía servir de base para la planificación tanto de esa estrategia de cribado como de otras complementarias se ha venido demorando en exceso, aunque parece que sus resultados definitivos se anuncian para finales de este mes de febrero.

El principal reto que tenemos en estos momentos es hacer aflorar los casos de infección no diagnosticada

Tenemos también otro reto no menos importante, que es el de acercar el tratamiento a los grupos vulnerables, pues la cuestión es que muchas de las personas que conforman estos focos primarios de la hepatitis C no tienen contacto habitual con el Sistema de Salud o tienen un contacto discontinuo e irregular. Igualmente es necesario abordar en estos focos estrategias integrales de microeliminación que contemplen, además de la curación de los pacientes infectados, el tratamiento como prevención.

Evitar la pérdida y desmotivación de pacientes es otro objetivo crucial, y para ello es preciso simplificar y mejorar la coordinación del proceso asistencial, así como instaurar el diagnóstico en un único paso. Finalmente, es necesario potenciar también las políticas de prevención y educación para la salud, evitando las reinfecciones en los grupos de mayor riesgo.

Tenemos también otro reto no menos importante, que es el de acercar el tratamiento a los grupos vulnerables

Todo ello forma parte de la hoja de ruta que el Ministerio y las Comunidades Autónomas deben empezar a diseñar sin más demora y seguir a partir de este momento. El PEAHC ha sido una historia de éxito, pero para que lo siga siendo es necesario actualizarlo y afrontar los retos pendientes para llegar al objetivo final de la eliminación.