Inicio ASP Los grupos parlamentarios ya no creen en el Pacto por la Sanidad

Los grupos parlamentarios ya no creen en el Pacto por la Sanidad

..Juan Pablo Ramírez.
Los grupos parlamentarios creen necesario el Pacto por la Sanidad pero poco probable. El diputado del PP Rubén Moreno y los portavoces de Sanidad en el Congreso de los Diputados del PSOE y Unidos Podemos, Jesús María Fernández y Amparo Botejara, dejaron esta reflexión durante las jornadas Innovación y sostenibilidad, claves de la sanidad del futuro, organizadas por Asociación Española de Derecho Farmacéutico (Asedef) en el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF).

“El entorno político no es muy propicio. El marco político es hostil. Las partes buscan más confrontación que acuerdos”, advirtió Fernández. El portavoz socialista reconoció que dentro del debate político “la sanidad es una isla”. Durante esta legislatura en la Comisión de Sanidad se han aprobado la mayoría de proposiciones no de ley que han dado lugar a leyes o la posibilidad de avanzar en algunas normativas como la eliminación de las trabas a personas diabéticas para acceder a empleo púbico, la eliminación del VHC, la protección laboral a los donantes vivos, medicina de precisión y los trámites para la aprobación de la profilaxis preexposición, entre otras.

Fernández: “El entorno político no es muy propicio. El marco político es hostil. Las partes buscan más confrontación que acuerdos”

Moreno puso de manifiesto la importancia de un pacto de Estado pero “es necesario hacer una serie de consideraciones antes. Si mantenemos el sistema sanitario como ahora no va a poder dar respuesta a las necesidades de futuro”. El diputado popular y ex secretario general de Sanidad destacó que no solo se trata de un consenso político, sino también social. Antes las dificultades para alcanzar un acuerdo global destacó algunos precedentes como lo Pactos de La Moncloa, la Constitución de 1978 o los Pactos de Toledo. En materias sanitaria también existen precedentes como el pacto de los ministerios de Sanidad y Hacienda con Farmaindustria, “que demostró una gran responsabilidad”; el convenio con los pacientes en 2017, y los acuerdos marco de 2013 con farmacéuticos, médicos y enfermeros.

Botejara señaló que existe consenso entre los grupos en que el sistema debe ser “público, equitativo y de calidad. La financiación también debe ser pública, pero en la gestión ya no hay de acuerdo”. La portavoz de Unidos Podemos propuso replicar el modelo de la Organización Nacional de Trasplantes a otros ámbito de la sanidad.

Moreno: “Si mantenemos el sistema sanitario como ahora no va a poder dar respuesta a las necesidades de futuro”

La portavoz de la formación morada identificó la atención primaria como una de las áreas en las que hay que llegar a acuerdos con el fin de que sea “un elemento vertebrador”. Fernández puso sobre la mesa tres áreas sobre las que habría que pactar. En primer lugar, la financiación. “Hay que definir cuánto es la suficiencia y cómo vamos a repartir entre las comunidades autónomas”. El segundo punto sería los profesionales, en el que se recojan “nuevas profesiones, especialidades y nuevos roles”. En tercer lugar, habría que dotar “de músculo técnico al Sistema Nacional de Salud“.

Además la financiación, Moreno destacó la equiparación de salarios entre los profesionales, potenciar el modelo de farmacia, el acceso a la innovación, la digitalización, medicina personalizada y coordinación sociosanitaria.

Botejara destaca que el sistema debe ser “público, equitativo y de calidad. La financiación también debe ser pública, pero en la gestión ya no hay acuerdo”

Pero en el caso concreto de la financiación los partidos no se ponen de acuerdo en las líneas de ese pacto. En este punto, el diputado del PP defendió que más allá del establecimiento de unos fondos suficientes, se debe producir “una concentración de servicios”. Las comunidades autónomas “van a tener que compensar sus facturas entre ellas”, añadió. Botejara se mostró contraria a este mecanismo de financiación y defendió la recuperación del fondo de cohesión “para alcanzar la equidad”. Fernández advirtió de que “es muy difícil mantener la mejor sanidad con un 5,7% del PIB. Para decidir cuánto se va a gastar, cómo se va a financiar y cómo se va a distribuir, tendremos que llegar a un acuerdo”.