Inicio ASP Luis Mayero (IDIS): La carrera profesional privada debería tener el mismo valor...

Luis Mayero (IDIS): La carrera profesional privada debería tener el mismo valor que la pública

Acreditación-QH

..Elena Santa María.
La sanidad privada cada vez tiene un papel más importante en el sistema. Tanto en investigación, como en asistencia y docencia. El presidente de la Fundación IDIS, Luis Mayero, ha hecho balance en iSanidad del estado de la sanidad privada. Y ha reivindicado la carrera profesional privada, que debería equipararse a la pública.

¿Es la sanidad privada el futuro de la sanidad?
La sanidad privada es el presente. Y es el pasado también, pero el futuro va a ser mejor. Porque no hemos dado cifras, pero tenemos cifras de que la inversión en tecnología es brutal. Y vamos a conseguir que haya dos velocidades en la sanidad. Porque la sanidad privada está evolucionando muy rápidamente y la pública tiene sus dificultades por la crisis y porque los ciudadanos cada vez son mayores. A partir de 65 años se consume prácticamente el 70% del gasto sanitario.

Por tanto, es imprescindible para el futuro de todos los españoles que la sanidad privada siga en el nivel de inversión que se está produciendo, en el nivel de calidad, y que desde la administración se tenga la sensibilidad. Porque puede llegar un momento en que la sanidad privada haga su ejercicio de distinguir cuál es su campo de trabajo y que no tenga nada que ver con la pública. Eso no sería bueno.

Vamos a conseguir que haya dos velocidades en la sanidad. Porque la sanidad privada está evolucionando muy rápidamente y la pública tiene sus dificultades por la crisis y porque los ciudadanos cada vez son mayores

Los datos del informe Sanidad privada, aportando valor. Análisis de la situación 2019 son muy amplios. ¿Se puede afirmar que la sanidad privada no es solamente rapidez en la atención?
Absolutamente. De todas formas la rapidez en la atención es lo principal para un paciente. Se puede tener grandes medios tecnológicos, pero si no llegas a ellos es como si no los hubiese. Nunca hay que pasar la rapidez en la atención a otros niveles. Tiene que estar en el primer nivel. Nosotros estamos ya, y lo hemos comentado, en niveles de docencia y de información e investigación que eran implanteables hace 20 años. La sanidad privada de ahora no tiene nada que ver con la sanidad privada de hace 20 años. Va a una velocidad muy importante y ha conseguido que no solamente sea accesibilidad sino que sea calidad, innovación, tecnología y docencia.

¿Hay carrera profesional en la sanidad privada?
La está empezando a haber. Ahora los grupos hospitalarios hacen más equipo. Hacen más servicio. Por tanto, sí que era impensable hace unos años que un médico trabajase exclusivamente en la sanidad privada. En este momento eso es factible. De hecho, antes a uno que se iba de la pública se le llamaba aventurero, ahora hay un porcentaje altísimo que solo trabajan en la sanidad privada. Desde el punto de vista académico no lo podemos denominar carrera profesional, pero sí que está empezando a haberla. Y una de las cosas que debemos cambiar es que en lo referente a oposiciones, la carrera profesional privada o los puntos por trabajar por un periodo de tiempo en la sanidad privada, tengan el mismo valor que los que tiene la sanidad pública, porque hacen la misma actividad.

La transparencia es la única manera de acercarse a pacientes y administraciones

Llama la atención la transparencia del sector de la sanidad privada. ¿Es la mejor manera de acercarse a pacientes y a las administraciones?
Es la única. Explicar lo que tienes y preguntar cómo lo perciben ellos. No hay otra manera.

Alta penetración en la sanidad, ¿significa mayor complementariedad y mayor sostenibilidad?
Sí, a más penetración, menos capital para el estado. Eso es bueno para todos. No tendría sentido no favorecer esa situación con desgravaciones fiscales o con métodos que ayuden como lo que se utilizan en otros países de Europa. El otro día estuve en una mesa de Maphre en la que se estudiaba la sanidad de Australia, de Japón, de Estados Unidos y de países europeos y en esos países conviven perfectamente la sanidad pública y la privada de manera natural. Lo que hace es que el ciudadano tenga una sanidad más eficiente, a menos costo pero de más calidad.

Noticias complementarias: