Inicio ASP El colapso de las urgencias es el fracaso del sistema sanitario. Dr....

El colapso de las urgencias es el fracaso del sistema sanitario. Dr. Javier Millán y Dr. Pere Llorens

Colapso urgencias sistema sanitario

..Dres. Javier Millán Soria y Pere Llorens Soriano. Presidente y vicepresidente 1º SEMES-Comunitat Valenciana.
La semana pasada, nos sorprendió la dimisión del jefe de sección del Hospital Virgen de los Lírios de Alcoy, gran compañero, profesional y mejor persona, dedicado y comprometido en cuerpo y alma a intentar sacar adelante su servicio.

Los que ocupamos algún puesto de responsabilidad, sabemos que la gestión tiene caducidad y que al final todos somos prescindibles, pero la carta de renuncia manifestaba su impotencia y desesperación ante la falta de recursos, situación de colapso de su servicio y la imposibilidad de garantizar una atención de calidad las 24 h del día, 7 días a la semana, los 365 días del año, un mero reflejo de la cruda realidad de muchos de los servicios de urgencias de la Comunitat Valenciana y esto ha sido el detonante para expresar la indignación, frustración y desasosiego contenido durante años, de muchos profesionales.

Los Servicios de Urgencias constituyen un pilar fundamental de la atención sanitaria. Atendemos a más de 6.300 ciudadanos/as cada día en nuestra comunidad y nos hemos tenido que adaptar año tras año, al aumento de la demanda, a los cambios en el perfil clínico de la población con gran cantidad de pacientes crónicos, complejos o personas en riesgo de exclusión y en situación vulnerable, gracias al compromiso, la vocación y dedicación de los profesionales de urgencias, que no siempre ha ido acompañado de los recursos humanos y estructurales necesarios. En la Comunitat Valenciana hemos trabajado siempre con la Administración Sanitaria, hemos sido leales y pacientes, comprometidos por mejorar la atención a nuestros ciudadanos/as y con la sostenibilidad del sistema, planteando soluciones razonables.

Los Servicios de Urgencias constituyen un pilar fundamental de la atención sanitaria. Atendemos a más de 6.300 ciudadanos/as cada día en nuestra comunidad y nos hemos tenido que adaptar año tras año

Sin embargo, la situación, tal y como veníamos anunciando y queríamos evitar, se ha hecho insostenible. Recursos mal dimensionados, con contratos de guardias utilizados sistemáticamente para cubrir las deficiencias estructurales de la plantilla y que en ocasiones representan más del 60% de los recursos humanos de esos servicios, con una gran dependencia de profesionales ajenos al servicio para la cobertura de puestos y de médicos residentes en formación de los primeros años con escasa o nula motivación por estar en urgencias. Todo esto ha provocado que en estos momentos tengamos un grave problema de sustituciones y recambio de profesionales.

Hay que sumar unas infraestructuras obsoletas, espacios inadecuados, problemas organizativos con largas esperas de los pacientes ingresados en espera de cama, saturación y acumulación de pacientes con total falta de intimidad, y por supuesto el cansancio y desmotivación de sus profesionales, que a pesar de todo, se dedican a las urgencias por vocación y que aman su trabajo. El colapso de las urgencias es el colapso del hospital y el fracaso del sistema sanitario.

El colapso de las urgencias es el colapso del hospital y el fracaso del sistema sanitario

Si queremos disponer de servicios profesionalizados, estructurados, de máxima calidad y con actividad científica e investigadora a la altura de nuestro sistema sanitario, es necesaria una adecuada planificación y dimensionamiento de las plantillas, con el reconocimiento y formación de sus profesionales y que pasa, ineludiblemente por la creación de la especialidad de Medicina de Urgencias y Emergencias vía MIR, como única garantía de una formación homogénea, reglada y de calidad en línea con los 24 países de Europa que ya la tienen reconocida y más de 100 en todo el mundo y porque lo contrario es ilegal y cualquier otra vía hasta tres veces más cara para los contribuyentes; reducir la variabilidad organizativa de los Servicios mediante el desarrollo de un plan específico donde  estén claramente definidas sus áreas y establecer circuitos de atención específicos a grupos especialmente vulnerables  garantizando una atención personalizada a todos nuestros pacientes.

 Los jefes y responsables de los servicios de urgencias debemos motivar, ilusionar y agradecer el trabajo de nuestros compañeros, organizar y planificar la actividad, detectar e implementar acciones de mejora, y seguiremos trabajando con la administración para abordar los problemas de recursos y de organización en los hospitales, porque queremos avanzar y poder ofrecer a todos los ciudadanos/as de la Comunitat Valenciana la atención que se merecen.

Enlaces de interés:

Urgencias: la fuerza del equipo. Dr. Emili Gené Tous